La situación se presentó el fin de semana, pero hasta este jueves Fernández dio a conocer su anécdota con Zinedine Zidane, difundida por El Chiringuito de Jugones.

El aficionado contó, en el informe del programa español, que el exfutbolista —hoy técnico de Real Madrid fue “muy educado” y le preguntó si estaba bien.

Precisamente porque todo fue una cuestión de latas, y para que los medios no registraran el choque, los conductores acordaron en arreglar todo por teléfono, agregó Marca. Por su puesto, indicó Fernández —según el diario— él le dio el número a Zidane.

Posteriormente, Fernández, conductor de un Audi 4 de acuerdo con el medio, le pidió una selfi a Zidane para que en le creyeran que sí lo había chocado el exdeportista francés, uno de los galácticos del Real Madrid.

El aficionado se despidió del entrenador, pero poco después, dijo Marca, él recibió la llamada del representante del técnico.

“Me dijo que Zidane estaba muy agradecido. Tenía prisa porque iba a entrenar y agradeció no haberlo entretenido pidiendo firmas, camisetas o entradas”, contó Fernández.