De todos los trabajadores encuestados, de acuerdo con el sondeo citado por Caracol Radio, solo el 55 % ha recibido dispositivos de su empresa para seguir desarrollando sus funciones desde sus hogares por la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus; de ellos, más de la mitad admitió que usan estos equipos para ver porno.

El estudio, que se llevó a cabo con 6.000 trabajadores de 12 países, reveló que pese al confinamiento, la productividad laboral no se ha visto afectada para muchos de ellos, ya que, según citó la emisora, mientras que el 40 % afirmó no haber tenido cambios, otro 29 % afirmó que ahora tiene un mejor rendimiento en su empleo.

“Con tantos de nosotros trabajando de nuevas formas para seguir conectados a compañeros y clientes, es importante recordar los desafíos personales y profesionales de trabajar desde casa de manera permanente“, destacó la firma.

Pero, ¿qué lleva a estas personas a acceder a contenido sexual desde los equipos del trabajo? Kapersky destacó que muchos de estos empleados no ven diferencia entre el computador de la casa y el de la oficina, por lo que tampoco le ven problema a ver porno allí; sin embargo, no se percatan de que puede haber riesgo de que al equipo le entre un ‘malware’ por hacer este tipo de actividad.

De acuerdo con Shan Boodram, experta en educación sexual en Los Angeles Times, es normal que por estos días de encierro las personas acudan con mayor frecuencia a páginas de porno; de hecho, la experta resaltó que el tráfico en estas plataformas se incrementó porque las personas están despiertas hasta más tarde ya que “no tienen que trabajar al día siguiente”, o lo hacen desde sus casas.

“Si se siente tan consumido por la pornografía, que no se conecta con familiares y amigos, o si el consumo de pornografía lo hace sentir. Entonces allí es necesario hacer una pausa. Pero si en realidad lo ayuda, lo hace sentir mejor y contribuye con la adaptación a este momento, entonces le digo que no está solo. Y que no está equivocado”, destacó la experta el medio.