De acuerdo con diario The Sun, la mujer, una maquilladora profesional, llevaba una blusa de encaje transparente al subir al avión. 

El medio inglés indicó que Osborne no llevaba sujetador, pero tenía un tapapezones y cinta adhesiva en los senos.

Según la mujer, algunos pasajeros se quejaron por su vestimenta y fue en ese momento cuando una azafata le hizo el reclamo. 

“La tripulación fue horrible y me hizo sentir mal. La azafata me confrontó frente a todo el avión y me dijo que no me iba a dejar volar”, comentó Osborne al medio inglés. 

Agregó que la trabajadora le pidió que se bajara del avión y que se pusiera algo que cubriera los senos. 

Osborne indicó al mismo medio que no le permitieron entrar de nuevo a la aeronave incluso después de que se cubriera la blusa con otra prenda.

Me escoltaron lejos del avión. Yo estaba en ‘shock’. Fue muy sexista”, comentó la maquilladora, que perdió el vuelo y tuvo que pasar la noche en el aeropuerto. 

Por su parte, EasyJet explicó al diario que reconocen que la mujer obedeció la orden que se le dio, pero asegura que fue grosera con el personal del avión y por ese motivo, no la dejaron entrar a la aeronave. 

“Nosotros no toleramos comportamientos abusivos o amenazadores hacia nuestro personal”, aseguraron desde la aerolínea.