“¡Las vidas blancas importan, las vidas blancas son mejores!”, manifestó Sonya durante una protesta del movimiento Black Lives Matter (las vidas negras importan), que nació luego del homicidio de George Floyd a manos de un policía.

Sonya se expresó de esa manera en un video que grabó Sierra Gilmer, una joven afrodescendiente que ese día marchaba pacíficamente, informó WCYB. En esas imágenes, la mujer llamó “pequeña niña negra tonta” a Sierra, que resultó ser una menor de 16 años.

“Me gustaría disculparme con la niña. No sabía que ella era menor de edad. Si hubiera sabido que era menor de edad, nunca hubiera hablado con ella”, aseguró Sonya a WJHL.

Ella agregó que en caso de que Sierra hubiera sido una persona blanca, también habría hecho énfasis en su color de piel:

“Hubiera dicho ‘niña blanca tonta'”.

Durante la entrevista, Sonya también comentó que no era racista “en absoluto” y que de hecho ella tiene amigos y parientes negros. “La razón por la que estaba enojada es porque me acusaron de estar en el Ku Klux Klan, del cual nunca en mi vida haría parte. Creo que eso es horrible “, añadió.

Al final, la mujer señaló que no sentía resentimiento hacia sus antiguos empleadores porque les tiene “un gran respeto” y ellos hicieron lo que debían “para proteger su negocio”.

Este es el video que la dejó sin trabajo: