De acuerdo con el medio Gulf News, en la bolsa habían unos 53.000 dólares (177 millones de pesos), un talonario de cheques y algunos documentos personales. 

Al percatarse de que el dueño de la bolsa no regresa al local, Mae Anne Olmidillo decidió ir a la estación de policía y reportar el caso, agregó el mismo medio.

Según la mujer, la policía le comentó que la bolsa pertenecía a un corredor de bolsa ruso y que solo se dio cuenta de que la había perdido cuando lo llamaron.

“Me quedé en la comisaría de la policía hasta que llegó el dueño. Me dio las gracias por devolverle la bolsa. Dijo que estaba muy cansado y con sueño ese día y que no sabía lo que había sucedido”, afirmó Olmidillo al mismo medio.

Al volverse viral la historia, la policía visitó a la empleada en la cafetería y le entregó una placa por su honestidad.

“Es mi convicción personal devolver cualquier artículo perdido, independientemente de su valor monetario. Creo en la regla de oro: ‘haz a los demás lo que quieres que otros te hagan a ti’. Entonces, cuando vi el contenido de la bolsa, no me lo pensé 2 veces en devolver la bolsa al propietario”, afirmó Olmidillo al portal.

La empleada no recibió una compensación económica por su acto y en redes sociales criticaron la actitud del dueño del dinero.