Una fanática que veía la emisión en directo publicó el video del curioso momento. Allí se ve que el ladrón se robó el cono, aprovechando que su víctima estaba distraída viendo el celular de un amigo.

El despistado hombre, identificado por Sporting News como Joe Campen, tardó algunos segundos en darse cuenta de lo que había pasado y luego, confundido por lo que había pasado, miró a su alrededor para ver quién había sido el responsable.

Al final, según ese medio, se descubrió que todo fue una broma de Weston Davis, un amigo de Joe que terminó comprando otro helado para reponérselo.

Estas son las graciosas imágenes: