El sujeto —cuya identidad no fue revelada— le contó a The West Australian que no pudo resistirse a comprar un boleto de lotería al ver que el premio mayor era de 20 millones de dólares australianos (más de 50.000 millones de pesos).

El hombre le indicó al periódico que tan pronto su esposa se enteró de la compra, ella lo regañó por gastar dinero en el boleto, pues lo consideraba innecesario:

“Tuve problemas con mi esposa cuando le dije que lo había comprado, pero después se retractó”.

El australiano agregó al mismo medio que antes de esta millonada, el único premio que se había ganado en la vida había sido un ‘six pack’ de cervezas.

Ahora, de acuerdo con el diario, el hombre y su esposa planean invertir parte del dinero ganado en una casa para pasar sus vacaciones.