Los trajes espaciales a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS) son de hecho un conjunto de partes que se combinan para adaptarse a los cuerpos de los astronautas, explicó a la AFP Brandi Dean, una portavoz del Centro Espacial Johnson en Houston, donde se encuentran las oficinas centrales.

El evento estaba programado para el próximo viernes, pero la falta de partes del tamaño adecuado a bordo de la ISS obligó a cambiar los planes.

McClain hizo una salida la semana pasada con Hague, y descubrió que el tamaño “medio” del torso superior del traje le quedaba mejor, según un comunicado de la NASA. “Como solamente se puede preparar un torso de tamaño mediano de aquí al viernes 29 de marzo, lo usará Koch”, anunció la agencia.

Según Dean, a bordo de la Estación hay dos combinaciones superiores para cada uno de los tres tamaños disponibles: mediana, grande y muy grande. Pero uno de los “promedios” es una pieza de repuesto que requiere 12 horas de trabajo para prepararla para una salida.

Una vez en el espacio, las tallas pueden requerir ajustes en función de los cambios causados por la microgravedad, agregó.

Hasta el momento, solo los hombres o un hombre y una mujer han realizado las 214 salidas registradas desde el inicio del montaje de la estación, en 1998.