El criminal, mecánico de profesión, descargó y configuró una aplicación en línea para controlar las funciones de arranque y parada del vehículo de su ex. Como si fuera poco, la plataforma también le permitía rastrear los movimientos exactos de la mujer, apuntó el medio.

La víctima le aseguró a la Corte de Magistrados de Hobart que el hombre la había ayudado a comprar un Land Rover durante el noviazgo y como consecuencia obtuvo acceso al VIN (número de identificación único de un auto).

Este número le dio acceso rápidamente a toda la configuración del vehículo, incluso podía abrir y cerrar las ventanas del carro cuando quisiera con tan solo oprimir un botón, de acuerdo con el portal.

“Lo que hizo es despreciable y todavía estoy tratando de aceptar el alcance de la violación y el trauma que he experimentado. Estaba en estado de shock y temía por mi vida cuando me di cuenta de que me estaba acosando y tenía el control de mi auto”, dijo la exnovia en el juicio.

La mujer también mencionó que se había convertido en una persona temerosa cuando despertó una noche y encontró al hombre al lado de su cama; en ese momento, el acosador le aseguró que tenía suerte de que fuera él y no un ladrón que estaba en su hogar, según Gizmodo.

Después de varios meses, la víctima perdió su celular y se dio cuenta de que estaba siendo acosada, pues al tratar de rastrear el dispositivo descubrió varios correos que mostraban que su exnovio estaba recopilado sus datos personales, explicó el medio.