En agosto de 2018 (en el barrio Quintaparedes, centro de Bogotá), la víctima fue arrastrada por más de 7 metros por el vehículo de placas EFK 366 y el conductor solamente se dio cuenta de lo ocurrido porque transeúntes del sector lo percataron del hecho, reseñó W Radio.

Según el medio, el dictamen de las autoridades concluyó que el conductor llevaba el vehículo a alta velocidad (aunque no especificó a cuánto) en una zona residencial, en donde el máximo límite es de 30 kilómetros por hora. Sin embargo, hasta el momento no hay ninguna respuesta de la Embajada.

“La embajada no se ha pronunciado y la aseguradora tampoco porque supuestamente el carro no estaba asegurado. Como son diplomáticos, entonces ellos son los dueños de la vida y no respetan”, dijo un familiar a la emisora.

“Es triste porque a nadie responde, no dicen nada y no sé a quién acudir. Esto es muy doloroso”, añadió.

El abogado del caso, Pedro Espina, contó al medio que la compañía de seguros Allianz manifestó que el vehículo no estaba asegurado porque la póliza se había vencido hacía tres meses y no se renovó, al parecer, por un error de la compañía.

Por ello, informó el medio, Allianz ofreció una compensación económica a la familia de la victima porque sí tenían un contrato vigente. Sin embargo, la familia no la aceptó y pidió un monto superior.

W Radio se comunicó con el conductor del carro, pero este se negó a dar alguna declaración porque sus abogados así se lo recomendaron.

Por todo lo anterior, los familiares de Ayala siguen esperando justicia y una respuesta de la Embajada de Estados Unidos que les dé tranquilidad.

En la siguiente transmisión en vivo podrá escuchar el informe de la emisora con todos los detalles (a partir del minuto 1:20):