Su caso se registró el día del paro nacional. La noche del 21 de noviembre, cuando la Alcaldía de Cali decretó el toque de queda en la ciudad; él se dirigía a su casa para reunirse con su esposa y sus dos hijos –de 7 años y 10 meses–, pero un proyectil lo alcanzó en el sector de El Terminalito.

Villegas cayó en milésimas de segundo al pavimento “en medio de una multitud que gritaba: ‘¡Le acaban de disparar al parcero! Le dispararon, le dispararon’”, relató Semana.

“El disparo le atravesó la columna, perjudicándole el hígado y un pulmón. Hasta el momento, los médicos dicen que a Duván en cualquier momento le puede dar un paro respiratorio”, le contó Paola Zapata, su esposa a El País, de Cali.

Las personas que estaban en el lugar fueron quienes lo llevaron a la clínica. Por ahora, el daño en su cuerpo está afectando la movilidad en sus piernas y fue necesario drenarle el pulmón. Y pese a que su mamá Neidy Benítez Martínez quería que lo trasladaran, la esposa le contó a la revista que lograron solucionar su atención en salud:

“Ya no necesitamos el traslado. Se va a realizar el pago en una EPS para que permanezca en la Clínica Sebastián de Belalcázar. Dadas las circunstancias con su columna, no queremos que la situación se empeore con el traslado. El cirujano dijo que no puede operar, porque lo perjudicaría más en su zona lumbar, él no tiene movilidad en las piernas, su estado es bastante delicado”.

Villegas le aseguró a su esposa que fue una patrullera de la Policía la que lo hirió por la espalda, relata el medio regional, y por eso la familia ya le pidió a la Fiscalía que investigue el caso.

Esa versión la amplió la compañera sentimental del joven en Semana, donde dijo que se fue hasta el lugar donde sucedieron los hechos a preguntar qué había pasado y pedir videos; dijo que las personas le contaron “con miedo” que fue la Policía y por eso “nadie quiere hablar”.

Sin embargo, la familia sigue insistiendo para obtener pruebas. Alejandro Benitez, su primo, hijo una petición en la Fundación Pares: “Queremos agradecer a todas las personas que han estado pendientes de mi primo y pedirle a las personas que estuvieron en el lugar que hagan el testimonio y que aparezcan videos; así como apareció ya un video, que no tengan miedo, porque eso serviría de mucha ayuda. Queremos esclarecer este caso”.

La familia reprocha la actitud de los uniformados porque “Duván recibió una herida de bala y se supone que las autoridades revisan estos casos. Hasta el momento nadie se ha acercado a la clínica”, manifestó Zapata en Tu Barco.

Por su parte, la institución contradice la versión de los familiares asegurado que en el lugar donde fue herido el joven no había operativos ni presencia policial, informó Blu Radio.

Además, el coronel Didier Estrada, comandante operativo de la Policía de Cali, aseguró que “luego de realizar una investigación preliminar, se estableció que el hecho ocurrió en la mañana del 22 de noviembre”, según W Radio.

Entre tanto, sobre el joven se sabe que “estudió diseño arquitectónico, estaba terminando en el Sena las prácticas de mantenimiento de equipos con refrigeración y eso no le cubría la seguridad social; llevaba más de dos meses buscando empleo. Es un joven talentoso, artista, deportista, pero no ha tenido oportunidades laborales”, le contó su mamá a la Fundación Pares, donde añadió:

“Mi hijo es un ser muy sensible le gusta ayudar a los demás e incluso, si él veía que alguien no tenía de comer miraba la forma de ayudarle, porque no le gustan las injusticias”.

Mientras tanto, Juan Manuel Torres, coordinador de Pares Pacífico, hizo un llamado para mantener la atención sobre este caso y el de Dilan Cruz:

“El caso de Duván, así como el de Dilan, son dos retratos del drama social que está viviendo Colombia. Son casos que deben recibir toda la atención por parte de la sociedad y de las autoridades. Debemos saber quiénes son los responsables de este hecho y que la justicia actúe sobre ellos”.

Entre tanto, su familia ha difundido estos videos de su situación: