Así quedó en evidencia luego de que Pastor Alape, delegado del partido Farc al Consejo Nacional de Reincorporación (CNR), explicara a Blu Radio el fondo del problema.

“Por ahora, sólo hay 25 exguerrilleros estudiando pregrados en Escuela Latinoamericana de Ingenieros, Tecnólogos y Empresarios (Elite)”, de unos 2.250 hombres y mujeres en proceso de reincorporación, indicó Alape a esa emisora.

El delegado de Farc aseguró que esta población necesita que el Estado, a través de la Escuela Superior de Administración Pública (Esap), disponga no solo de becas, sino de una oferta flexible que permita el acceso a educación superior en condiciones que garanticen la continuidad académica.

Asimismo, Pastor Alape recalcó la urgencia de que el Gobierno otorgue créditos flexibles y que los apalanque con el fin de hacer sostenibles los proyectos productivos en las 11 zonas de reincorporación.

“El gobierno debe establecer una línea de crédito flexible para las condiciones específicas de la población en proceso de reincorporación, que no tiene vida crediticia ni historia laboral y que viene de unas particularidades muy concretas”, precisó a ese medio el ahora dirigente político.

Hasta ahora “se han aprobado 24 proyectos productivos, de estos, el gobierno ha desembolsado para 17 proyectos que cobijan a 1.120 personas de un universo de 14.000 excombatientes”, agregó Alape en Blu Radio.