Y es que a primera hora del viernes ya era notoria la gravísima situación del aire en Cúcuta, convirtiéndose en tendencia en redes sociales:

En el transcurso del día se dijo que las autoridades de la ciudad de Ureña habían sofocado las llamas.

Sin embargo, en la noche volvieron a reportarse humaredas afectando de manera significativa a la ciudad:

El viernes, La FM advirtió que la falta de canales diplomáticos entre Colombia y Venezuela había dificultado no solo presentar las quejas sino también trabajar en conjunto para solucionar la crisis, en caso de ser necesario.

Además, la situación podría agravar la ya complicada situación por la pandemia del coronavirus COVID-19, pues los cucuteños podrían comenzar a presentar afecciones respiratorias en un momento en que resulta valiosa cada prueba para determinar si una persona está infectada.