“Después de revisar los comentarios sobre este tema, creemos que sería de interés público y dentro de nuestra autoridad discrecional priorizar garantizar que se acepten los animales de servicio más comúnmente reconocidos (es decir, perros, gatos y caballos miniatura) para el transporte”, se lee en un comunicado del Departamento de Transporte estadounidense.

Según el portal The Driver, esto no significa que todas las aerolíneas estén obligadas a abordar estos pequeños caballos de “terapia” por ley, pero que si deciden ignorar la nueva directriz, podrían enfrentarse a una multa.

Los mini caballos, que llegan a medir hasta un metro y pesar hasta 45 kilogramos, son altamente utilizados en diferentes países para viajes en programas terapéuticos para niños, ancianos adultos, y personas con algún tipo de discapacidad visual o problemas de movilidad, como usualmente hacen con perros y gatos, explica el mismo medio.

Además, el mismo documento explica que otros animales, además de perros, gatos y ahora caballos miniaturas, pueden pasar como de asistencia y que las aerolíneas deben estudiar cada caso, así sea “un cerdo o un pavo real”, desde que estén reconocidos oficialmente en la Ley de Estadounidenses con Discapacidades como animales de servicio legítimos, detalla ese portal.

Sin embargo, el DoT aclaró que las compañías aéreas pueden rechazar ciertos animales por considerarlos demasiado grandes, demasiado sucios o demasiado peligrosos, mientras que los hurones, roedores, serpientes, reptiles y arañas, sí están completamente prohibidos, finaliza The Driver.