En las dos imágenes que subió el comediante en un carrusel a Instagram, aparece con chaqueta de ‘jean’. En una cubre su cabeza con un gorro de colores, mientras en la otra lo hace con una pañoleta.

Aunque efectivamente se ve menos pulido, como le pasa a la mayoría de personas al mirar viejas fotos, Hassam aprovechó la publicación para recordar lo que vivía en ese entonces, recién salido del ejército.

“… sin una meta clara gastaba el tiempo en cualquier trabajo que pudiera encontrar”, detalló, antes de contar que en medio de la incertidumbre trabajó 7 meses con una empresa y que con la plata de la indemnización pudo sacar para pagar el formulario de inscripción de la Universidad Distrital. 

“Puedo decir que el amor de Dios, el estudio, el teatro y @tata.oro me salvaron la vida”, añadió, no sin antes decirles a sus seguidores que si él pudo, “cualquiera puede”.