Ubicada en Toronto, Canadá, su tierra natal, el rapero describe la propiedad como un “lujo abrumador”, que además construyó con una estructura que espera dure 100 años en pie, porque será una de las “cosas que deje atrás, así que tenía que ser atemporal y fuerte”.

La lujosa mansión, apodada ‘La embajada’, tiene más de 4.500 metros cuadrados en los que se destacan una cancha de baloncesto profesional, estudio de grabación, piscina interior, ‘lounge’ con techo que recrea el cielo, tina tallada a partir de un solo bloque de mármol y un amplio clóset en el que se despliegan sus colecciones de tenis y bolsos de lujo de la marca Hermés, según detalla Architectural Digest en el artículo dedicado al artista.

View this post on Instagram

@archdigest @ferrisrafauli

A post shared by champagnepapi (@champagnepapi) on

Aunque el espacio suena como un sueño para muchos, las reacciones en redes sociales no han sido todas de envidia o apoyo al gusto del intérprete de ‘God’s Plan’; para algunos, tiene elementos de todo, menos de un hogar, como se puede leer en algunos de los comentarios que relacionamos a continuación:

“La casa de Drake es el mejor hotel de Las Vegas que haya visto”

“La casa de Drake se construyó como una tienda de ‘retail’”

“Es atemporal. Será fea cuando sea que se mire”

“La casa de Drake tiene todo el encanto de esos lujosos centros comerciales que uno tiene que atravesar entre los hoteles casino de Las Vegas”

“Cada cuarto de la casa de Drake parece como si él viviera en el tercer mejor hotel de Qatar”

“Drake conoce las tendencias de moda. Su nueva casa tiene una gran lámpara con el tema del coronavirus”