Y de repente llega ese día que nunca quisiste que pasara, ese en el que tu hija se enferma y tiene que quedarse en la clínica”, empezó escribiendo Jerez en la publicación en la que aparece una imagen de Carlota, que nació de su amor con el fotógrafo Mateo Paez; allí la bebé está dormida y conectada a un tubo de oxígeno.

En el escrito también aseguró que se siente “completamente vulnerable y a la vez valiente”. Además, confesó que con esta nueva etapa ha entendido lo que es el “amor sin condiciones” y ha aprendido a “dar sin esperar nada a cambio”.

A pesar de que la actriz no comentó por qué su hija está hospitalizada, sí comentó que está junto a ella en la clínica y cerró diciendo: “Te amamos, y sé que saldremos victoriosos de esta”.

Esta es la publicación:

View this post on Instagram

Y de repente llega ese día, que nunca quisiste que pasara, en que tu hija se enferma y tienen que quedarse en la Clínica… Y entonces uno entra en estado de acompañamiento meditativo donde comienza a decantar el significado de ser madre, completamente vulnerable y a la vez valiente, dando todo lo mejor de ti. Desde el día en que me enteré que estaba embarazada mi vida ha dado muchos giros gracias a ti Carlota, he aprendido el verdadero significado del amor sin condiciones, lo que es darlo todo, transformarse de todas las maneras posibles de adentro hacia afuera. He dejado de mirar solo hacia mi y me he dado cuenta de corazón que el amor consiste en dar sin esperar nada a cambio. El significado de la familia ha cobrado un valor diferente en mi vida y es un motor muy fuerte para mi. La vida sola ha hecho filtros con respecto a las personas que me rodean y realmente me quieren por mi esencia, y están conmigo no solo para pasarla bien, si no también en las pruebas y diferentes etapas de la vida. He hecho sacrificios con respecto a mi mundo, en aspectos como mi carrera, en donde he aprendido que la calidad y la felicidad no están en el hacer y hacer sin parar, si no también en decantar, en las pausas, en tener paciencia infinita, en seleccionar, en priorizar, en tomar otro tipo de decisiones, así ame lo que hago, y en darme cuenta que yo no soy solamente mi trabajo ni lo que hago, si no algo mucho más profundo, y que no viene de afuera, si no de adentro; y en últimas, eso que he llamado sacrificios, han sido aprendizajes que este tiempo me han llenado de experiencias de vida, de consciencia, de amor, y puedo decir que sí, aunque en muchas ocasiones no ha sido fácil, me he sentido a prueba y retada conmigo misma, nada como esta experiencia de ser madre me ha enseñado tantas cosas hasta ahora, y me han hecho un mejor ser humano, así todavía tenga muchos defectos. Carlota, mi bebé fuerte y valiente, hoy estamos en La Clínica acompañándote en tu recuperación, y seguimos aprendiendo de ti porque eres una bacana, llena de sonrisas, carisma y amor. Gracias por ese ser grande e infinito que eres! Te amamos y sé que saldremos victoriosos de esta! 🌟💪🏼💞

A post shared by Natalia Jerez (@mijerez) on