Sin embargo, hace algunas horas confirmó que tuvo que hacer varios cambios en su espectáculo para poder cumplirles a sus seguidores, que la esperan en Atlanta, Estados Unidos, pues el pasado domingo 17 de noviembre la artista se vio obligada a cancelar su presentación en Lexington, Kentucky.

Hola. Estoy encantada de decirles que soy capaz de hacer el ‘show de mañana (Atlanta). Me han aconsejado que cambie algunas cosas para que sea un poco más fácil para mis pulmones y mi garganta. Es algo hermoso estarme recuperando y poder verlos mañana. Será un espectáculo ligeramente diferente, pero creo que estarán muy contentos con él; eso se los puedo prometer. Estoy agradecida de poder hacerlo. Los amo'”, detalló en una publicación.

Ariana Grande
Ariana Grande / Instagram: @arianagrande

La artista ya había comentado días atrás que se sentía más “devastada” por no poderle cumplir a sus seguidores, que por los mismos dolores que ha venido presentando, por esto quiso mantenerlos al tanto para evitar especulaciones.

He estado enferma desde el último ‘show’ en Londres. No sé cómo es posible, pero todavía me duele tanto la garganta y la cabeza. Tengo mucho dolor y es difícil respirar durante el espectáculo. […] No sé qué está pasando con mi cuerpo en este momento y necesito resolverlo. Estoy viendo a mi médico y tratando de mejorar”, anticipó en una historia de Instagram que compartió el sábado.

Ariana Grande
Ariana Grande / Instagram: @arianagrande

Con lo anterior queda claro que la intérprete de ‘7 Rings’ no ha logrado estabilizar por completo su salud y, por eso, aún queda la duda de si se verá obligada a cancelar en algún punto su ‘Sweetener world tour’, que concluye en diciembre.

Pese a que sí asistirá a la fecha que tiene programada para el martes 19 de noviembre, luego deberá cumplir con 16 presentaciones más, en las que pasará por lugares como Orlando, Miami, Dallas, Phoenix y cerraría en Los Ángeles el 22 de diciembre.