De acuerdo con Hoyos, una actriz (cuyo nombre no quiso revelar) le recomendó que se inyectara una sustancia que se llamaba cartílago sueco en los labios.

Sin consultar mucho sobre esta sustancia, Hoyos se la aplicó y al principio se sintió satisfecha con el cambio que logró, pero después empezó a sentir fuertes dolores. 

“Tuve una crisis de dolor articular y tenía una fuerte inflamación en los labios”, comentó al programa. 

Según Hoyos, el supuesto cartílago sueco resultaron ser biopolímeros que le generaron una fuerte reacción alérgica. 

Agregó que no culpa a la actriz que le recomendó este tratamiento y reconoció que fue un error no investigar primero sobre esta sustancia. 

“ A mi ella no me obligo, yo fui para que me aplicaran lo que ella me dijo. Me faltó investigar más y ser más responsable”, comentó la actriz. 

Actualmente, Hoyos se encuentra en un tratamiento para solucionar la inflamación de los labios y aseguró que no se quiere operar porque le da miedo caer en lo mismo.