Lo cierto es que la artista aseguró en ambos medios que fue un diciembre 31 de 1976, cuando tenía 20 años y trabajaba en ‘Manuela’, que vio por primera vez una nave espacial, durante una hora y media. 

“Hacía un sol divino y de repente se me oscureció el cuarto”, le dijo ‘la Diva’ a Suso (minuto 34:17) sobre su primera experiencia con un platillo volador, mientras en la revista de El Tiempo lo que recordó es que en ese momento no estaba sola, pues “vivía con la actriz Paula Peña y una amiga, Mireya Villamizar, en un apartamento en la carrera tercera con calle 22, en Bogotá”.

“Estábamos tiradas en la cama leyendo revistas y, de repente, yo miro por la ventana y veo tremenda nave que venía detrás del cerro de Monserrate. Apenas estaba elevando vuelo y le vi toda la barriga y todas las lucecitas en la mitad. […] Ese ovni se empezó a levantar y se puso encima de un edificio en la quinta con 24, que todavía existe, donde vivían Alí Humar, Julio César Luna, Liliana Mojica y María Eugenia Dávila”, agregó Grisales en Bocas.

La celebridad narró su “cuento”, pese a que en la publicación impresa también indicó que casi no hablaba de eso porque, en sus palabras: “Me dicen que de cuál fumé y no habíamos fumado de ninguna”.

Y es que, aunque en el artículo y en el programa aseveró que le tomó fotos al platillo volador, cuando las reveló “salieron quemadas”. Pese a eso, ella insistió en la revista en que sí lo vio y no le dio miedo, sino “una felicidad enorme”, por lo que empezó a intentar comunicarse con la nave espacial.

Saqué un pañuelo blanco por esa ventanita y grité: ‘¡Aquí, aquí!’. Y me quedé sin voz, no podía hablar. Luego hizo unos círculos y, adiós, desapareció sin dejar rastro. Las tres quedamos tiradas en la cama hablando del tema, cuando los vecinos empezaron a gritar: ‘¡Otra vez la luz, otra vez la luz!’. Miramos y, en efecto, la luz salió más allá en el horizonte; era una estrella gigante que nos mandaba luces naranjas, lilas, rojas, amarillas y así se quedó como hasta las 12 de la noche”, describió Amparo en Bocas, mientras en ‘The Suso’s show’ agregó que lo de aquel Objeto Volador No Identificado salió en la prensa y en el programa mostraron algunos recortes.

Cabe mencionar que, de acuerdo con el artículo de Bocas, esta no habría sido la única experiencia con ovnis y extraterrestres de la artista, tuvo más: en La Calera, donde afirmó haber visto uno “de cabeza gigante, sin hombros y con brazos larguísimos”, y en México, “cerca de Tepoztlán, donde dicen que hay montañas mágicas que son puertas tridimensionales”.

“Hay mucha gente en la tierra que como no ha evolucionado, entonces, no se les aparecen los ovnis. Ellos se les hacen visibles a la gente evolucionada“, puntualizó la jurado de ‘Yo me llamo’ en la entrevista con Suso.