Según Noticias Caracol, el problema tiene que ver con que las personas que cometieron alguna infracción no han sido notificadas y la ley señala que deben ser avisadas en los tres días siguientes a la falta en alguna norma de tránsito.

Las víctimas de la situación no son solo dueños de vehículos particulares, sino también los taxistas, que terminan quedando con la licencia cancelada por cuenta del problema de notificación de los comparendos, agrega ese mismo medio.

Una de las excusas que dan las autoridades de tránsito es que la notificación no llega, supuestamente, porque hay “delincuentes en la zona”. Ante esto, las víctimas se resisten a pagar las multas.

“Me encuentro con la sorpresa de que tengo dos comparendos electrónicos, yo no sé cuáles son esos tales electrónicos, conozco fotocomparendos y el manual. No me han notificado”, denunció una de las víctimas, citada por Noticias Caracol.

Sobre el problema, la Personería explicó que dichos comparendos se deben a que se pusieron, en las diferentes vías, 100 dispositivos electrónicos fijos o cámaras.

“Sin que estos dispositivos tuviesen autorización del Ministerio de Transporte”, aclara la entidad, citada por ese mismo medio.

Con base en lo anterior, la norma que regula el envío de comparendos a los infractores es la Ley 1843 de 2017 y señala lo siguiente:

“El envío se hará por correo y/o electrónico, en el primer caso a través de una empresa de correos legalmente constituida, dentro de los tres (3) días hábiles siguientes a la validación del comparendo por parte de la autoridad, copia del comparendo y sus soportes en la que ordenará presentarse ante la autoridad de tránsito competente dentro de los once (119 días hábiles siguientes a la entrega del comparendo, contados a partir del recibo del comparendo en la última dirección registrada del propietario del vehículo en el Registro Unido Nacional de Tránsito”.