Roger Federer visitó Colombia por dos días, para jugar un partido contra el alemán Alexander Zverev, en el Movistar Arena de Bogotá, el pasado 22 de noviembre. Sin embargo, ese día el alcalde de la capital del país, Enrique Peñalosa, decretó un toque de queda en toda la ciudad por las alteraciones del orden público que hubo en la segunda jornada del paro nacional, que impidió que los fanáticos del tenista suizo lo vieran en acción.

El documental ‘Everywhere is home’, que se emitió en varios países del mundo en la noche de este martes, reveló imágenes inéditas del llanto de Federer en su camerino minutos después de que los organizadores de la exhibición les informaran a los presentes en el Movistar Arena que había sido cancelada.

‘Su majestad’ confesó en el documental que se sintió destrozado luego de saber que no podría jugar en Bogotá, y las imágenes que lo muestran llorando lo confirman. Federer se conmovió tanto que su compañero de exhibición tuvo que contenerlo y darle un abrazo para tratar de calmarlo.

“Quedé en ‘shock’. No iba a ser el partido soñado que se suponía que debía haber sido y podía sentir que todo se desmoronaba. Regresé al vestuario emocionalmente golpeado y destrozado”, aceptó el tenista en el documental, que no fue transmitido en Latinoamérica.

La visita de Federer a Colombia terminó de la peor forma posible, a pesar de que el día y medio que vivió en Bogotá antes del toque de queda salió impecable. El suizo ofreció una rueda de prensa, estuvo en un par de eventos sociales y comerciales, protagonizó un conversatorio para sus fanáticos y compartió junto a decenas de ellos en una clase magistral que les dio.

A continuación, una foto y un video del llanto de Federer luego de que se cancelara su exhibición en Bogotá: