Representación artística de violación la puede hacer sentir... violada

La obra con la que Sophia Hewson pretende 'desmantelar el poder masculino' ha sido criticada por revictimizar a sobrevivientes de abuso.

 
Facebook Sophia Hewson

‘Sin título (¿estás bien bob?)’ es una grabación de unos 3 minutos en la que aparece Hewson mientras tiene sexo con un extraño en Nueva York. La escena no es simulada y la cámara se concentra únicamente en su rostro, aunque a veces aparecen en el encuadre los brazos del hombre sujetando a Hewson y empujando su rostro, “en gestos que podrían asociarse al abuso sexual”, dice el Huffington Post.

También le puede interesar:

En el comentario que acompaña el video, que solo está disponible en la Galería Mars en Melbourne, Australia, donde actualmente se expone, Hewson califica la obra como una pieza de “feminismo militante”, y explica que

“Normalmente la mujer violada es representada cabizbaja y  con la mirada apartada. El aspecto más impactante de (la obra) no es ver a una mujer siendo golpeada o penetrada, es verla mirándonos desde su experiencia. Atrapado en su mirada, el espectador no solo es forzado a soportar ser testigo de su subjetividad, sino también quedar implicado en su desolación”.

Sin embargo, la obra ha provocado todo tipo de reacciones, algunas de apoyo, pero muchas de crítica respecto de lo que implica representar una violación. Citada por el Daily Mail, la directora de los Servicios de Violencia Doméstica y Violación de Australia, Karen Willis, señaló que la obra podría afectar a las víctimas y hacerles recordar de nuevo su propia experiencia.

“Creo que hay otras formas de empoderar a las mujeres, aparte de mostrar una grabación de un abuso sexual”, dijo Willis, y añadió que si bien respetaba que la artista expresara su propia visión del tema, se trataba de algo riesgoso y que puede haber quienes resulten muy afectados por la obra.

Usuarios en Facebook, donde la artista publicó fotos y el comentario de la obra, también han mostrado desaprobación.

“La violación no es un medio artístico. Gracias por menospreciar la experiencia de 1000s de mujeres con la violación. Qué asco”, escribió Melissa Farman.

En medio de las críticas, el portal Mamamia reportó que la artista no deseaba conceder entrevistas porque había recibido amenazas de violación, siendo este el mismo tema que ella deseaba debatir, y fue calificada por algunos hombres como “puta gorda” y “parásito”.

Facebook Sophia Hewson
Facebook Sophia Hewson

Temas relacionados:

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: