Rescatistas encontraron el cuerpo sin vida del menor y, de inmediato, paramédicos reinciaron su corazón mientras lo llevaban a un hospital, a donde finalmente llegó en coma, informó Metro.

Según el testimonio de la mamá de Kacper, recogido por el medio británico, su familia y varias enfermeras intentaron despertar a su hijo, pero esto solo ocurrió luego de 3 semanas, cuando ella roció en la habitación un poco del desodorante que el menor usaba.

“Fue un milagro”, manifestó la mujer al mismo diario, y añadió que llevó ese producto para asear a su hijo, tras ser aconsejada por una enfermera.

Kacper, por su parte, le agradeció a todo el personal médico que le salvó la vida y, además, reiteró su gusto por el desodorante que lo despertó (aunque este es de la marca Axe, en algunos países, como Reino Unido, se le conoce con el nombre de Lynx). De acuerdo con Metro, esto dijo el menor sobre el producto:

“Siempre he amado a Lynx. Es mi olor favorito, siempre lo ha sido y nunca pensé que me sacaría de un coma. Lo usaré por siempre; es mi amuleto de la suerte”.

Estas son algunas imágenes de Kacper: