Allí queda plasmada su “Política de Antienvejecimiento en Antioquia: Vivir más y mejor”, el cual busca “meterle la ficha a la alimentación saludable, la actividad física y la prevención de la contaminación del medio ambiente para aumentar la expectativa de vida en la población”, de acuerdo con La Silla Vacía.

Sin embargo, en el documento compartido por ese medio se ve que el proyecto ha lucido más por su introducción que por sus buena intenciones, pues busca que los personajes bíblicos sean referencia:

“Según la historia bíblica, Noé vivió cerca de 950 años, murió 350 años después del diluvio. Matusalén murió a los 969 años de edad. Y Adán vivió 930 años. Jared vivió 963 años”

Eso sí, después de esto deja esos datos como meras citas que compara con la literatura o la ficción, pues señala que espera apuntar a aumentar la expectativa de vida de los antioqueños con ayuda de la ciencia, tal como ha sucedido en otros lugares del mundo como Japón.

Ese ejemplo es el que querría seguir la gobernación, apuntando a que procurando el bienestar de sus habitantes se consiga aumentar su expectativa de vida.

No obstante, no deja de incluir algunos apartados que, aunque no vuelven a tocar la cita religiosa del inicio, sí resultan curiosos. El Espectador resalta, por ejemplo, uno en que asegura que “a todos nos gustaría vivir más tiempo y en mejores condiciones físicas y mentales” y que “en la práctica a casi nadie le gustaría morir”.

“La humanidad vive la era de la ciencia contra la muerte”

Uno más apela a la mística: “La humanidad vive tiempos mágicos. Cada día aparece una nueva revolución”, dice.