Debido a esa cantidad de mensajes y trinos grotescos hacia Luis Alonso Colmenares, el docente decidió ofrecer disculpas en redes sociales por el mensaje subido de tono con el que le respondió un trino al senador de oposición Jorge Robledo.

Además, grabó un video en el que reprocha los insultos y la forma en que varios tuiteros se aprovechan de su tragedia familiar para burlarse de la situación.

“La molestia de algunos los llevó hasta a justificar el crimen de mi hijo Luis Andrés, en razón a mis convicciones. Le he pedido a Dios que los perdone, y que nunca, si quiera, se acerquen a nuestra tragedia, no tienen ni idea de lo que dicen, a Luis Andrés no lo mataron por razones ideológicas ni políticas”, expresó Colmenares en la grabación.

No se metan con los muertos, déjenlos descansar en paz que esas almas no tienen cómo defenderse. Y esa es una actitud cobarde […] discutan con los que estamos vivos”, agregó el docente.

Colmenares también explicó que si le reprochó ese trino a Robledo, que compartió una caricatura en la que ridiculizan al presidente Iván Duque al compararlo con un cerdo, fue porque “algunos se creen con licencia para ofender y burlarse de todo el mundo”.

Además, reconoció que en el momento de escribir la respuesta lo hizo “con mucha indignación”, y se justificó diciendo que “cuando uno reacciona entonces el grosero es uno”.

Al final, Colmenares cuestionó que los congresistas y servidores deben mostrar ejemplo porque su deber es “dar el respeto” que cada persona se merece, en especial si se trata del jefe de Estado.