El fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, informó que el joven se llama Emerson, sin dar más detalles de su identidad por razones legales.

Según el fiscal, el joven capturado habría participado junto con otros dos menores en el ataque contra Márquez. Ocurrido el fin de semana pasado, en Santander de Quilichao, también en el Cauca.

“La captura fue posible porque el esquema de protección de Francia Márquez y de los líderes sociales nos dio un detalle bastante exacto de lo que ocurrió ese día, y daban cuenta de que se trataba de niños”, le dijo Martínez a Caracol Radio.

En su relato, Martínez también contó otro detalle que resulta escalofriante. “Uno de ellos [de los escoltas de la Unidad Nacional de Protección] le manifestó a la Fiscalía que lo tuvo de frente [al autor del atentado] y no lo impactó para causarle la muerte porque se trataba de un niño”.

Uno de esos menores fue impactado en el brazo izquierdo, en la reacción de los escoltas. “Entonces, junto con la Policía nos dimos a la tarea de buscar a lo largo de esta semana en todo el departamento del Cauca alguien que hubiese siso atendido por impacto de proyectil, y encontramos que en el Hospital de Buenos Aires ingresó un menor ese mismo 4 de mayo con un impacto de bala en el brazo izquierdo”, agregó el fiscal en la emisora.

“Mientras estaban haciéndole unas atenciones de urgencias, duró apenas 14 minutos en ese centro hospitalario, y salió abruptamente. Dijo que se tenía que ir y se fue”, añadió el fiscal. “Eso nos permitió hacer el seguimiento, y con reconocimientos fotográficos, los escoltas de la UNP han identificado a este menor. Hoy hemos realizado, a las 5:00 de la madrugada, el allanamiento y registro en la vereda La Arboleda, en el municipio de Caloto, donde residía este muchacho”.

En ese procedimiento, al menor le incautaron un teléfono celular. “Todo indica que ahí tenemos unas evidencias muy importantes para lograr esclarecer este atentado”, dijo Martínez y anunció que al capturado se le van a imputar este mismo viernes los delitos de terrorismo, homicidio agravado en grado de tentativa y porte de armas de fuego y explosivos. “Y, por supuesto, vamos a pedir una medida de internación”.

También le dijo el Fiscal a la emisora que cuando empezaron la investigación, “las personas que estaban en el lugar de los hechos nos manifestaron que estos menores de edad, al exigir que entregaran las armas a los escoltas de la UNP, se habrían anunciado como miembros de la Farc. Nosotros como Fiscalía no podemos confirmar que esto sea cierto, entre otras cosas porque la forma como actuaron en este atentado muestran que no tienen el conocimiento para cometer esa clase de delitos”.

Lo que sí estableció la Fiscalía es que el menor capturado trabajaba en minería ilegal en San Antonio, y eso podría relacionarlo eventualmente con las actividades de defensoría de los derechos ambientales de los colombianos que adelanta Francia Márquez.