En la actualidad, existe una creciente preocupación por el impacto ambiental de lo que hacemos en el día a día y cómo se puede volver sostenible, le explicaremos cómo lo puede lograr con la vieja batería de su carro.

(Lea también: Negocio de carros en Colombia se estrelló duro en julio y ha sido su peor mes este 2023)

Esta preocupación mundial ha impulsado a las empresas a tener mayor consciencia sobre la importancia de minimizar su huella ecológica y contribuir a la preservación del medio ambiente para las generaciones futuras.

Generalmente, cuando se habla de movilidad sostenible, el foco suele ponerse sobre los esfuerzos que realiza la industria automotriz, particularmente los fabricantes de vehículos.

Sin embargo, existen otras acciones que los demás actores de la industria están implementando para hacer más amigables con el medioambiente sus procesos de fabricación y producción de autopartes.

En Colombia, Baterías Mac, es un ejemplo de ello, la empresa desarrolló diferentes procesos que le apuestan a la sostenibilidad para que una batería usada no contamine. Aunque recuerde que hay varias recomendaciones para prolongar la vida de la batería.

Recolección de baterías usadas, una práctica sostenible

Uno de los programas de recolección de baterías es el de Clarios Andina y Baterías Mac, que se encarga de garantizar el servicio de recolección y la adecuada disposición de una batería usada de plomo-ácido en gran parte del territorio nacional.

Cuando los conductores llevan su batería usada hasta uno de los centros de servicio automotriz autorizados por la compañía (como talleres, las energéticas, y almacenes de cadena), para volverla sostenible adquieren un beneficio en la compra de su siguiente batería.

Además, permiten su recolección por parte del programa, que cuenta con una flota especializada y autorizada de vehículos para el transporte terrestre de residuos peligrosos de plomo–ácido.

(Vea también: Cómo cancelar matrícula de una moto o un carro; debe llevar ciertos documentos y plata)

Una vez las baterías han sido recolectadas, se llevan al centro de almacenamiento y de allí a la planta de reciclaje de Clarios Andina, ubicada en Yumbo, Valle del Cauca, que cumple con los permisos y autorizaciones ambientales para procesar la batería usada y así extraer con alta tecnología todos sus componentes para fabricar nuevas baterías.

Teniendo en cuenta que la producción de los empaques de cada batería requiere grandes cantidades de energía y recursos naturales, la medida de reducir los empaques ayuda a mitigar la huella ecológica y a frenar el calentamiento global.

Para lograr cumplir su propósito bajo estándares de calidad, Baterías Mac ha decidió sacar 33 toneladas de poliestireno y 43 toneladas de plástico al año.