Panamá evita confrontación con Francia ante calificación de paraíso fiscal

El gobierno panameño aseveró hoy que la diplomacia y la cooperación serán las vías que usará para hacer frente a la decisión.

 
Alejandro Bolívar - EFE

Horas después de que Francia publicara el decreto que incluye a Panamá en su lista de paraísos fiscales, lo que implica “medidas fiscales disuasorias” no detalladas, el presidente Juan Carlos Varela rechazó que la respuesta inmediata sea la “retorsión” o reciprocidad, una posibilidad que ya habían adelantado autoridades panameñas a lo largo de la semana.

“Por un tema coyuntural fiscal, llevar a dos países a una confrontación no es lo correcto, creo que no es lo que quiere ver ni el pueblo francés ni el pueblo panameño”, declaró el mandatario en una rueda de prensa.

El Gobierno panameño echará mano de la “diplomacia, el diálogo y la cooperación porque es el primer mecanismo que se debe usar y agotar”, añadió Varela en tono sereno, pero firme.

“El volumen de la voz no define el carácter de la persona. Se equivocan los que piensan que uno tiene que subir el tono”, añadió Varela, y señaló que sin renunciar a otros mecanismos prefiere “evitar la confrontación”.

El opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD) rechazó hoy “categóricamente” la inclusión de Panamá en la lista francesa de paraísos fiscales, y recomendó al Gobierno del país centroamericano negociar con Francia antes de aplicar la “retorsión” o reciprocidad.

Este mismo viernes, la vicepresidenta y canciller, Isabel De Saint Malo de Alvarado, se reunió en Panamá con la Directora para las Américas y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia, Kareen Rispal, en el primero de una serie de encuentros con los miembros del Foro Global de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para aclarar las condiciones del sistema fiscal y financiero panameño.

La canciller aseguró que su país ha contado con la validación internacional de distintos mecanismos que comprueban que su marco legal cumple con estándares internacionales para prevenir la evasión fiscal, el blanqueo y la financiación del terrorismo.

Francia ha sido el primer país en reaccionar con una medida de aislamiento sobre Panamá tras la revelación de las operaciones de la firma panameña Mossack Fonseca en la creación de sociedades “offshore” supuestamente para que grandes capitales defrauden al fisco.

El ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, anunció el martes la inclusión del país en la lista negra de la que había salido en 2011, después de que el domingo centenares de medios de comunicación de todo el mundo desvelaran que Mossack Fonseca fue contratado con fines opacos por distintas personalidades.

Según Sapin, el país centroamericano llevaba siendo objeto de “una atención particular” sobre su cooperación con los servicios fiscales galos desde 2015.

El ministro de Economía y Finanzas panameño, Dulcidio De la Guardia, dijo el pasado miércoles que la inclusión del país en la lista es “injustificada”, porque el Gobierno había respondido a 30 de las 35 peticiones de información presentadas por el país galo en el marco de acuerdos bilaterales.

En una inusual comparecencia ante la prensa que tuvo como escenario la sección de entrada y salida de pasajeros del Aeropuerto Internacional de Tocumen, Varela indicó este viernes que los países que hablan de multilateralismo y de fortalecer relaciones “tienen que predicar con el ejemplo” y que “actuar unilateralmente no es predicar con el ejemplo (…) aplicando medidas de presión para el diálogo”.

“Es una decisión equivocada dialogar a base de presión”, apuntó.

Afirmó que sin renunciar a la defensa de sus intereses “con firmeza”, su país buscará llegar a acuerdos y posiciones comunes.

Anunció que el próximo martes el ministro De la Guardia, viajará a Francia con “una posición de dignidad y respeto”.

Los presidentes de Panamá y Francia mantuvieron la mañana del viernes una conversación telefónica que Varela calificó de “diplomática” y “constructiva”, y en la que Panamá se comprometió a implementar “más ágilmente” el acuerdo bilateral para evitar la doble tributación y fomentar el intercambio de información firmado en 2011.

Varela aseguró que el diálogo con François Hollande fue una conversación “diplomática y constructiva en la que se habló de agilizar la aplicación de los acuerdos de doble tributación y de intercambio de información fiscal suscritos entre los dos países.

“Nuestra posición sigue siendo el diálogo, la cooperación y la vía bilateral, pero siempre con el compromiso de la defensa de los intereses del país, y con el más importante compromiso que es el de la transparencia”, resaltó.

Reveló que ya se han comenzado una serie de contactos con países de la OCDE “para dejar clara la posición de Panamá” sobre su sistema financiero y legal, actualmente bajo la lupa tras la filtración de Mossack Fonseca.

Varela manifestó que los papeles de Panamá no es un problema de su país sino que por el contrario esta sustracción de documentos ha dejado ver “grandes fallas” en los sistemas financieros y fiscales de otros países, y que así lo abordará en un artículo que firmará y publicará en un medio internacional, el cual no precisó.

El próximo martes el Gobierno panameño se reunirá con los miembros de la Comisión Presidencial de Alto Nivel para la Defensa de los Servicios Internacionales Financieros (Candsif), integrada por el sector público y privado, para definir la posición del país ante este desafío que puso en entredicho su transparencia.

EFE

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Fuentes

  • - EFE

Comenta con Facebook: