Este país africano es una de las potencias indiscutibles en el atletismo de fondo, y en la modalidad de los 5.000 metros han conseguido una medalla cuatro de plata y otras cuatro de bronce, ubicándose segundo en la tabla histórica de medallería en esta prueba.

Caleb Ndiku, con una marca de 13:12.25 este año, fue sexto en la primera serie, pero a la final pasaban los cinco primeros y su tiempo (13:26.63) no le dejó opción de repesca. Lo mismo le sucedió a Charles Muneria, que acabó duodécimo en la misma carrera con 13:30.95. Por su parte, Isiah Kiplangat Koech, que ha corrido este año, terminó también duodécimo con 13:25.15.

De esta forma, por primera vez desde 1980, en los que Kenia no participó, la gran potencia africana faltará a la cita con las medallas en esta distancia, finales que serán el próximo sábado.

Con EFE.