“La herencia de Pablo Escobar: las subastas de vírgenes en Medellín”

Con ese título, ‘The Daily Beast’ reseña un fenómeno que periódicamente denuncian medios colombianos y que, denuncia ese portal, persiste.

 

“A pesar de que esta ciudad ha ganado reconocimiento internacional por su pacificación y la transformación desde los días Escobar, en los barrios pobres de la ciudad, conocidos como comunas, Escobar sigue siendo una figura idolatrada. Su influencia se puede ver en las grandes fiestas de los combos (bandas), la explotación de las mujeres jóvenes y la manera violenta de controlar amigos y enemigos por igual”, dice ‘The Daily Beast’, y agrega, citando fuentes colombianas, que la pacificación y le progreso de los años recientes lo que ha traído es la diversificación del comercio sexual.

El portal recuerda que en los años 80, Escobar reclutaba niñas para orgías en sus propiedades, “y eran afortunadas si podían salir vivas”. A ellas las reclutaban secuaces conocidos como los señuelos, que las atraían para llevarlas a fiestas y para asegurarse de que después no les provocaran problemas a los narcos.

El portal, citando de fuente a la revista Semana, menciona cómo después de una de esas fiestas la policía encontró los cuerpos de 24 mujeres jóvenes, la mayoría menores de 19 años.

Así mismo, menciona una conversación interceptada a miembros de la banda de ‘Los Urabeños’ (hoy, ‘Clan Úsuga’) en la que una joven discute sus esfuerzos por conseguir niñas ‘cero kilómetros’ e incluso ofrece a su hermana de 11 años, pero para uno de los líderes del grupo.

En el proceso de subasta, primero se detectan las vírgenes, se les ofrecen a sus familias algunos cientos de dólares para que conserven su virginidad hasta la subasta y, si se niegan, se amenazan.

Al portal, las ONG Centro Consultoría de Conflicto Urbano (C3), Convivamos, Corporación Primavera, Red de Derechos Sexuales y Amigo Joven le confirmaron que el tráfico es rutinario, que conocen al menos un caso en el que la madre fue cómplice, y de 3 familias que tuvieron que ser reubicadas por negarse a comerciar con sus hijas.

‘The Daily Beast’ incluye el testimonio de una de las vírgenes que fue subastada, identificada como ‘María’, que fue secuestrada con complicidad de su propio novio, y luego preparada para una sesión de fotos por una mujer.

De los catálogos físicos que se mostraban en Medellín, dice el portal, se ha evolucionado a sitios web a los que solo se puede acceder con una clave (que vale mucho) y en el que se pueden ver niñas ofrecidas de hasta 10 años, y hacer una oferta.

“La segunda vez que los secuestradores de María llegaron por ella, supo por qué, pero eso no lo hace más fácil. La obligaron a subir al carro mientras lloraba. Luego fue llevada a un lugar secreto y la misma mujer le aplicó el maquillaje. Esta vez no era para una foto. María fue forzada a tener relaciones sexuales con un hombre mucho mayor, su primera experiencia sexual”, dice el portal.

El comprador podría haber venido de lugares tan distantes como México, Estados Unidos o Japón.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: