Envían a la cárcel a 3 policías implicados en muerte de sobrino de exconcejal

Los uniformados, dos hombres y una mujer, son acusados por este caso pese a que en un principio la Policía defendió el procedimiento.

Muerte sobrino exconcejal Luis Eduardo Díaz
La víctima era sobrino del exconcejal Luis Eduardo Díaz| Fotos: KienyKe-Noticias Caracol

Los tres policías estuvieron este martes en audiencia en los juzgados de Paloquemao, y la Fiscalía pidió medida de aseguramiento por el caso de Jonathan Díaz, de 31 años, un taxista sobrino del exconcejal de Bogotá Luis Eduardo Díaz ‘el lustrabotas’ que fue detenido cuando conducía en estado de embriaguez en el sur de la ciudad.

“La muerte del joven fue certificada por el instituto de Medicina Legal como violenta por golpe con objeto contundente, y las causas de su fallecimiento se atribuiría al procedimiento policial que habrían realizado los tres agentes hoy investigados, en las instalaciones del CAI Guacamayas”, argumentó la Fiscalía en la diligencia, en donde los tres uniformados fueron enviados a prisión, de acuerdo con Caracol Radio.

Los policías fueron identificados como Camilo Salcedo Parra y Hansel Gómez Rodríguez. En cuanto a la uniformada, Nelsy Rosana Mera, la emisora explicó que fue vinculada al proceso por encubrimiento de homicidio.

El procedimiento policial se llevó a cabo el pasado domingo 10 de septiembre en la mañana en la localidad de San Cristóbal Sur, y el hombre fue conducido a la estación de Guacamayas para realizarle la prueba de alcoholemia.

Pero allí se presentó un altercado con los policías ya que la víctima se puso alevosa y se negó a presentar la prueba, como quedó registrado en un video de RCN Radio, y según la Policía salió de allí con vida a las 9:44 de la mañana.

Ese mismo día, a las 2:30 p.m., los uniformados recibieron una llamada de emergencia que reportaba que había un ciudadano tirado en una calle del barrio Atenas.

Lo llevaron al hospital Santa Clara, y allí se comprobó que era el mismo Díaz Vargas, que murió un día después.

El artículo continúa abajo

Una vez se conoció la noticia, el hermano de Díaz habló con Pulzo y dijo que cuando él fue al CAI (domingo) donde estaba detenido su familiar “2 policías de turno, uno morenito y uno gordito, le estaban pegando con los bolillos y patadas. Él estaba borracho y sí los trataba mal. Yo estaba ahí y le decía: ‘Ya, Jonathan, cállese’, pero el policía le seguía pegando con el bolillo por medio de las rejas y en palabras textuales le dijo: ‘Espere y verá que ahorita se las cobro’”.

Medicina Legal, en voz de su director Carlos Valdés, confirmó en la emisora que el cuerpo de Díaz Vargas presentaba múltiples traumas en la cabeza y el tórax causados con un elemento contundente, heridas que fueron calificadas como las de una muerte violenta.

La Policía Metropolitana de Bogotá, por su parte, explicó en ese momento que no había encontrado “algún error en el procedimiento” de los uniformados que atendieron el caso, y que de todas formas la institución estaba investigando interna y disciplinariamente la conducta de sus uniformados para establecer lo sucedido.

Ahora, se espera qué determinación tomará la justicia en este caso.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error