Niña de 2 años prefirió muñeca negra y dio lección de humanidad

Una cajera cuestionó a la pequeña Sophia por llevarse una 'compañera' de tez oscura en vez de una rubia como ella.

Sophia Benner, prefirió una muñeca negra a una blanca.
| Facebook: Brandi Benner.

El hecho ocurrió en una tienda Target, en Estados Unidos, cuando la pequeña fue con sus padres a comprar un juguete como regalo por terminar con éxito sus lecciones para ir al baño, contó su madre, Brandi Benner, a través de su cuenta de Facebook.

La menor tardó 20 minutos en la sección de muñecas mientras se decidía, pero, según su mamá, ella siempre volvía a la que estaba vestida como doctora. De acuerdo con su relato, en la mente de Sophia, “ella ya es una médica” y “le encanta jugar a hacer revisiones”.

Al llegar a la caja, la mujer que los atendió le preguntó a la niña si estaba segura de llevarse esa muñeca, pues, según dijo, no se parecía a ella.

Ante la inquietud, esta fue la hermosa e inesperada respuesta de Sophia:

Sí, ella es una doctora como yo. Y yo soy una niña bonita como también ella es una chica bonita. ¿Ves su cabello bonito y su estetoscopio?”.

Benner aseguró que, por fortuna, a la cajera le quedó muy claro lo dicho por su hija, ya que estaba algo enfadada con la actitud aparentemente racista de la mujer. Además, indicó en su red social que esa situación le demostró su creencia de que las personas no nacen “con la idea de que el color es importante”.

Nick and I told Sophia that after 1 whole month of going poop on the potty, she could pick out a special prize at Target. She, of course, picked a new doll. The obsession is real. While we were checking out, the cashier asked Sophia if she was going to a birthday party. We both gave her a blank stare. She then pointed to the doll and asked Sophia if she picked her out for a friend. Sophia continued to stare blankly and I let the cashier know that she was a prize for Sophia being fully potty trained. The woman gave me a puzzled look and turned to Sophia and asked, “Are you sure this is the doll you want, honey?” Sophia finally found her voice and said, “Yes, please!” The cashier replied, “But she doesn’t look like you. We have lots of other dolls that look more like you.” I immediately became angry, but before I could say anything, Sophia responded with, “Yes, she does. She’s a doctor like I’m a doctor. And I’m a pretty girl and she’s a pretty girl. See her pretty hair? And see her stethoscope?” Thankfully the cashier decided to drop the issue and just answer, “Oh, that’s nice.” This experience just confirmed my belief that we aren’t born with the idea that color matters. Skin comes in different colors just like hair and eyes and every shade is beautiful. #itswhatsontheinsidethatcounts #allskinisbeautiful #teachlove #teachdiversity #thenextgenerationiswatching

A post shared by Brandi Benner (@leilani324) on

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ ctrl.articles[index].author.owner.short_text }]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error