Emerge otro patrón del terrorismo islámico: parejas de hermanos en cada atentado

Los hermanos Khalid e Ibrahim el-Bakraoui en Bruselas son la última pareja de atacantes suicidas.

 
(COMBO) This combination of handout pictures obtained via Interpol on March 23, 2016 shows Khalid (L) and Ibrahim (R) El Bakraoui, the two Belgian brothers identified as the suicide bombers who struck Brussels on March 22, 2016, as a manhunt for a third assailant in Belgium's bloodiest terror assault gained pace.

Two suicide blasts hit Brussels' Zaventem airport on March 22, 2016 morning followed soon after by a third on a train at Maalbeek station, close to the European Union's institutions, just as rush-hour commuters were heading to work. The triple blasts that killed some 30 people and left around 250 injured was claimed by the Islamic State jihadist group. / AFP / Interpol / - / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / INTERPOL- NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS
AFP

Los Bakraoui pertenecían a la célula terrorista de Saleh Abdeslam, quien fue capturado en Bruselas esta semana, y que es considerado el único sobreviviente de los atentados de París, donde su propio hermano murió al detonar un cinturón bomba en un café.

El macabro patrón es descrito por ‘The New York Times’, que completa la lista con Chérif y Saïd Kouachi en el ataque a la revista satírica Charlie Hebdo en el 2015; Dzhokhar y Tamerlan Tsarnaev en el maratón de Boston del 2013; y 3 parejas de hermanos en los atentados del 9/11 a las Torres Gemelas.

Para los grupos terroristas, los hermanos pueden ser reclutas ideales. Se radicalizan entre sí al tiempo que refuerzan un sentido de propósito y vocación ideológica. Se vigilan entre sí para asegurar un ataque se lleva a cabo… Los hermanos también presentan un desafío formidable para la ley. A menudo viven en la misma casa. Pueden comunicarse fácilmente, sin necesidad de utilizar teléfonos celulares que son vulnerables vigilancia. Y el nexo familiar puede -aunque no siempre- servir como un seguro para evitar que un miembro de una célula traicione la misión ante las autoridades”,

dice ‘The New York Times’.

Otro patrón puesto al descubierto es que en la parte final de los operativos, los hermanos son enviados a sitios diferentes, para evitar que uno convenza al otro de desertar por amor. En cambio, separados queda un sentimiento de no decepcionar al hermano.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: