Paro cívico en el Chocó comenzó con jornada de aislamiento

Los ciudadanos reclaman al Estado mejoras en las infraestructuras, de los centros médicos, inversiones en educación y cultura, entre otros.

 
Comité de Salvación y Dignidad del Chocó

La protesta paralizó las actividades comerciales y educativas, así como el transporte en Quibdó, la capital departamental, dijo a Efe Antonio Andrade, coordinador del Comité Cívico departamental por la salvación y dignidad del Chocó, organizador del paro cívico.

“La ciudad está totalmente apagada”, aseguró el dirigente, quien indicó que este miércoles no funcionaron las escuelas ni entidades publicas departamentales, ni nacionales.

Andrade aseguró que reclaman una “revisión integral del modelo económico” que, consideró, tiene convertido a ese departamento “en la sociedad más rezagada del país a pesar estar en el territorio más rico del universo”.

El dirigente señaló que la sociedad chocoana está integrada por “grupos étnicos negros e indígenas sometidos a un modelo económico excluyente como el de Colombia y racista”.

La Defensoría del Pueblo denunció hoy el mal estado del hospital San Francisco de Asís de Quibdó —entre el pliego de peticiones presentado por los organizadores del paro, está justamente una mejora de ese centro médico—.

El hospital cuenta con una situación peor para los pacientes y para el personal que hace cuatro meses, cuando el defensor del Pueblo, Alfonso Cajiao, visitó sus instalaciones, indicó la entidad en un comunicado:

La situación de deterioro de la infraestructura es palpable en la mayor parte de las instalaciones, con goteras y techos a punto de caerse, en habitaciones y hasta en las zonas cercanas a los quirófanos”.

En este sentido, la entidad denunció que el mayor riesgo lo viven las madres y los bebés que están en el hospital, ya que en la zona de maternidad hay humedad, moho y goteras.

Además, las camas y los equipos médicos están deteriorados y oxidados, y las habitaciones no tienen puertas.

Un equipo de la Defensoría del Pueblo realizó una visita nocturna al centro médico y observó que había una sobreocupación del 150 %, con solo 42 camas disponibles.

Ese número es insuficiente, según los datos de la entidad, por lo que debían recurrir a camillas ubicadas en pasillos.

EFE

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: