Si Trump llega al poder, el mundo no será un lugar seguro y 5 opiniones más

La proximidad de las elecciones en EE.UU. puso a muchos a especular cuál sería el panorama si el magnate gana a Hillary Clinton.

 
Campaña de Trump
Campaña de Trump / AFP

A Santos no les están informando bien cómo va el país

Parece que el Presidente dela República sigue encaramado en la carroza de la Reina Isabel II, porque de la realidad del país ni se inmuta, afirma Juan Lozano en su editorial de este lunes en El Tiempo.

“A punta de blablablá tecnocrático, relevos de ministros y superintendentes, promesas fallidas y planes de choque fracasados”, Santos ha querido manejar un asunto inmanejable como es el anunciado racionamiento de energía en la costa caribe colombiana.

Y eso que es solo uno de los muchos grandes problemas vivos que debe afrontar y sobre los cuales, la pobre respuesta del ejecutivo deja mucho que desear, sostiene el columnista.

Si Clinton llega al poder, el mundo se habrá salvado

Al menos de una amenaza contra el orden mundial y la estabilidad de las naciones. Pero no solo eso, millones de inmigrantes tendrán oportunidad y las mujeres recobrarán su dignidad, ultrajada por las salidas e falso del candidato republicano, señala la columnista Cecilia Rodríguez para El Tiempo.

Nunca hubo un candidato que profiriera tantos insultos y promesas absurdas, denigrado inmigrantes, minusválidos, musulmanes y mexicanos; montado campañas fraudulentas para repartir mensajes erróneos; presumido de acosar mujeres y agarrarlas de sus genitales; menospreciado acuerdos comerciales y alianzas vitales; amenazado con recortar la libertad de prensa e infringir la independencia judicial; sugerido a los defensores del porte de armas que tomen la ley en sus manos si Hillary Clinton gana y amenazado con que si él gana meterá a su oponente a la cárcel”.

Twitter consume la vida como si fuera una adicción no controlada

El decano del periodismo deportivo, Jorge Barraza, reflexiona en El Tiempo sobre la incidencia que diariamente tiene sobre las vidas de las personas el uso de las redes sociales, especialmente el microblogging más famoso del mundo: Twitter.

Es atrapante. Al punto que, una vez que se entra en Twitter, cuesta salir, se le dedica cada vez más tiempo, y ahí está el punto negativo: hay que utilizar la red, no caer en ella. Sin embargo, resulta difícil dosificar”, señaló el argentino en su columna de El Tiempo.

Lo más nefasto de usar Twitter para insultar o agraviar a otras personas, anotó el periodista.

El inmenso poder de las minorías

El columnista Darío Acevedo Carmona aborda en El Espectador las diversas ocasiones en la historia de la humanidad en las que las llamadas ‘minorías’ políticas han alcanzado el poder. Sudáfrica, Rusia, Alemania, Cuba, están entre su análisis. Con disciplina, mimetismo y el uso de la violencia, les han permitido apoderarse de las posiciones más dominantes.

Esa película, con variaciones y recortes se vivió en Brasil y Argentina que a tiempo reaccionaron, y se vive aún en Bolivia, Ecuador, Nicaragua, El Salvador”, señala Acevedo para quien el caso venezolano, las minorías chavistas interpretaron la indignación nacional por la sucesión de una clase política corrupta.

Si Trump llega al poder, sería un retorno al pasado

En las alecciones presidenciales más atípicas en la historia reciente de Estados Unidos, el panorama podría tornarse mucho peor (incertidumbre, nerviosismo global, mercados alterados y pánico generalizado), resalta el analista internacional Luis Carvajal Basto para El Espectador.

 Pero si gana Trump los Latinos no serán los únicos damnificados: sus propuestas de desconocer los acuerdos comerciales dispararían el costo de vida  en su propio país y afectarían gravemente la estructura de comercio mundial generando una situación sin precedentes con  impacto inmediato en  mercados, inversión y  empleo en  Estados Unidos y el mundo”.

Es más efectivo un trino que una reflexión profunda y argumentada

La humanidad, al menos la que está conectada a diario en las redes sociales, se está sometiendo a la terrible dictadura de “nuestros propios sesgos”, afirma Juan Carlos Vélez en El Espectador. La reflexión del periodista ocurre en momentos en que Twitter se ha convertido en un jugador importante en la formación de la opinión de millones de personas alrededor del mundo.

El Brexit, el resultado del plebiscito en Colombia, tal y cómo lo reveló Juan Carlos Vélez, y el ascenso de Trump en EE. UU. han demostrado que es más efectivo un trino radicalizador que una conversación o una reflexión. Vale más una mentira electrónica que una verdad en el mundo real. Todo lo anterior también ha vuelto al periodista, tal y como lo expresaba la semana pasada en una muy acertada columna Pascual Gaviria, en un receptor constante de insultos y amenazas”.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: