8 muertos y 52 heridos, saldo parcial del confuso ataque a cocaleros en Tumaco

Esa es la cifra que ofreció este viernes el movimiento de izquierdas Marcha Patriótica sobre el hecho que aún no está claro.

Cocalero
Foto ilustrativa| Getty

El portavoz de esa organización, David Flórez, y Luz Perly Córdoba, de la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana (COCCAM), calificaron el hecho de “masacre” contra los campesinos y exigieron la conformación y el envío al lugar de los hechos de una comisión de verificación.

El ataque, que el Gobierno atribuye a un grupo de disidentes de las Farc y que según las primeras versiones oficiales dejó cuatro muertos, ocurrió el jueves en el corregimiento Llorente, de la vereda Puerto Rico, en Tumaco, en el departamento de Nariño, el territorio con mayor cantidad de hectáreas de coca sembradas en el país.

Las víctimas mortales fueron identificadas inicialmente como Jaime Guanga Pai, Wilson Chaguendo, Janier Husberto Cortez, Alfonso Pascal Guanga, Diego Escobar Dorado, Óscar Iván Ramírez y Andrés, de acuerdo con Caracol Radio.

Esa emisora también reportó que la Asociación de Juntas de Acción Comunal de los ríos Mira, Nulpe y Mataje tiene las identidades de otras 15 personas que fueron atendidas en centros asistenciales.

Desde que se produjeron los hechos, las versiones que los rodean son diferentes al dar cuenta de la cifra de víctimas y al señalar a los autores. El Ejército lo atribuyó en principio a disidencias de Farc; los campesinos, a la Fuerza Pública.

El presidente Juan Manuel Santos dijo que la información que tiene da cuenta de 6 muertos y cerca de 19 heridos en este momento. “Ese es el informe parcial”. “Lamentamos lo sucedido y condenamos de manera enfática estos hechos, porque no hay derecho a que ciudadanos civiles estén siendo asesinados en esa forma”.

“La prioridad para nosotros en el corto plazo es que se esclarezca este hecho. Tenemos unas versiones preliminares que estamos confirmando. Por eso no queremos aferrarnos a una u otra versión”, dijo, y agregó que se entregará una recompensa de 150 millones de pesos por los cabecilla de las organizaciones criminales que delinquen en esa zona del país, y que, según él, fueron los responsables de los hechos de este jueves.

El hecho sucedió este jueves mientras la comunidad protestaba por la erradicación de cultivos ilícitos.

La versión inicial del Ejército se conoció mediante un comunicado, en el que explican que sobre las 10 de la mañana supuestos disidentes de las Farc “lanzaron al menos cinco cilindros bomba contra los integrantes de la Fuerza Pública y contra la multitud, que se encontraba en el lugar, y luego atacaron con fuego indiscriminado de fusiles y ametralladoras a los manifestantes y a las autoridades”.

El saldo preliminar que entregó el Ejército preliminar es de cuatro personas muertas y 14 más heridas, y otras versiones hablan de 8 víctimas fatales y 52 heridos.

Luego, agrega la información, siete de los heridos tuvieron que ser trasladados en helicóptero hacia un hospital en Tumaco (Nariño), y hasta el momento se desconoce su estado de salud.

Las autoridades señalan en el boletín que de acuerdo con información “de la propia comunidad esta mañana, alias ‘Guacho’ y su banda (residual de la ‘Daniel Aldana’ de las Farc) ya no solo llevan a la población a la supuesta protesta social forzadamente, sino que le disparan con bombas, fusiles y ametralladoras de manera indiscriminada con el objetivo de proteger la erradicación de los cultivos ilícitos extensivos que pertenecen a esa organización criminal”.

El artículo continúa abajo

Pero los campesinos tienen otra versión de los hechos y responsabilizan a la Fuerza Pública de los disparos.

“Uniformados de Policía y Ejército arremeten en forma desproporcionada en contra de las comunidades manifestantes en la zona de Alto Mira y Frontera, del Corregimiento de Llorente, municipio de Tumaco, dejando hasta el momento cuatro campesinos muertos y una cantidad de heridos sin determinar”, señala en una carta la Asociación de juntas de acción comunal de los ríos Mira, Nulpe y Mataje (Asominuma).

Después Asominuma divulgó un segundo documento:

Caracol Radio, por su parte, informó que desde el 28 de septiembre se presentan “choques entre cocaleros y fuerza pública” en la zona, y que al parecer los uniformados habrían “disparado de manera indiscriminada para dispersar a los campesinos”.

Esta delicada situación de orden público está siendo investigada por las autoridades para tratar de esclarecer los hechos, aunque desde un principio Ejército y Policía culpan a disidentes de las Farc.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error