Trump fue capaz hasta de decir que su hija de 16 estaba 'buena'

Esa es una de las anécdotas que el New York Times recopila a partir de docenas de testimonios sobre la relación del magnate con las mujeres.

 
Donald Trump y su hija, Ivanka (izquierda)
Foto: Evan Agostini - Getty

Sobre Donald Trump, el diario neoyorquino dice que con frecuencia él pedía opiniones, incluso de extraños, para dejar claro “que las mujeres en su vida eran hermosas”.

El New York Times complementa con esta anécdota: “Durante el concurso Miss Teen USA de 1997, él se sentó con la audiencia mientras su hija, Ivanka, ayudaba a presentar el evento desde el escenario. Él se volteó hacia Brook Antoinette Mahealani Lee, Miss Universo de la época, y consultó su opinión sobre el cuerpo de su hija:

“¿No crees que mi hija está buena [hot]. Ella está buena, ¿verdad?”, recordó Lee.

La ex Miss Universo agregó:

Yo estaba como: ‘¿En serio?’. Esto es simplemente extraño. Ella tenía 16. Eso es horripilante”.

Otra historia sobre la manera en que Trump trataba con mujeres fue relatada por Temple Taggart, que en 1997, cuando tenía 21 años, representó al estado de Utah en Miss USA. Para ese año, Trump se estaba estrenando como propietario del certamen de belleza, y según Taggar, el magnate se presentó de una “manera inusualmente íntima”:

Me besó directamente en los labios. Pensé: ‘Dios mío, qué asco’. Él estaba casado con Marla Maples en ese momento. Creo que hubo otras chicas que él besó en la boca. Yo estaba como: ‘Vaya, esto es inapropiado’”.

Y aunque Trump, cita el New York Times, asegura ser “reacio a besar extrañas en la boca”, Taggart sostiene que no es así.

Ella tiene otra historia para comprobarlo: durante la gala celebrada después del concurso, Trump volvió a darle otro beso en los labios y empezó a decirle que tenía contactos con grandes agencias de modelaje. Después, le ‘aconsejó’ que mintiera sobre su edad: “Vamos a tener que decirles que tienes 17”, recuerda Taggart que le dijo el magnate.

“Porque en su mente, tener 21 es ser demasiado vieja”, comenta la mujer, consultada por el New York Times.

Pero hay otra historia aún más grave: el diario neoyorquino cuenta que en 1993 fue publicado un libro que decía que Trump, en un ataque de ira, había violado a Ivana, su esposa en ese momento.

El texto tenía, además, una declaración en la que ella narraba que en una ocasión que tuvo sexo con él se sintió violada: “Como si el amor y la ternura que normalmente él exhibía hacia mí estuvieran ausentes”.

Ivana, sin embargo, quiso matizar sus palabras: “En una declaración dada por mí en relación con mi caso matrimonial, dije que mi esposo me había violado. Me referí a esto como ‘violación’, pero no quiero que mis palabras sean interpretadas en un sentido literal o criminal”.

Aunque hay otros testimonios: “Lo que sale de las entrevistas es el retrato a veces contradictorio de un hombre rico, reputado y provocador”.

“Pero en muchos casos había una inconfundible dinámica en juego: Trump tenía el poder, y las mujeres no… Él tenía riqueza. Tenía conexiones. Incluso después de portarse de forma grosera con ellas, algunas mujeres buscaban su ayuda para sus carreras o seguían a su lado”, comenta el New York Times.

Trump, después de que el artículo fuera publicado, criticó en su cuenta de Twitter al diario:

El fracasado New York Times escribió otro artículo exitoso sobre mí. Todos están impresionados con lo bien que he tratado a las mujeres. No encontraron nada. ¡Es un chiste!
Trump

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: