El método de pronóstico, a diferencia de una encuesta, que es como una fotografía de un momento dado (intención de voto si las elecciones fueran hoy),  permite anticipar qué pasará en el futuro.

Para hacer su pronóstico, Caballero toma en cuenta muchas variables (o dimensiones), como las encuestas de firmas reconocidas (las de Invamer, las de Yanhaas, las de Guarumo, etc.), los resultados de las elecciones para Congreso del 11 de marzo, pronunciamientos de actores políticos en medios, y entrevistas directas con ellas. Además, hace  ajustes a la luz de la nueva realidad política y los resultados de las encuestas. El resultado final toma en cuenta el voto de opinión y el de las maquinarias políticas.

Según esta segunda medición pasan a segunda vuelta Iván Duque (con un mínimo de intención de voto de 35,6 % y un máximo de 36,4 %) y Germán Vargas (con un mínimo de intención de voto de 20,9 % y un máximo de 23,8 %).

El artículo continúa abajo

Gustavo Petro queda por fuera con una intención de voto mínima de 17,0 %  y una máxima de 18,9%. Petro tenía un máximo de 17,0 % y un mínimo de 15,7 %.

En la anterior medición, la del 4 de abril, pasaban a segunda vuelta Iván Duque (con un mínimo de la intención de voto de 37,2 % y un máximo de 37,7 % en intención de voto) y Germán Vargas Lleras (con un máximo de 21 % y un mínimo de 18,2 %).

El ascenso de Vargas y el recorte de la distancia con Duque lo atribuye a la adhesión que recibió del Partido de la U,  la exposición en medios por cuenta de la publicidad y los debates.

Otros factores que se incluyeron en el pronóstico fueron 3 nuevas encuestas, el retiro de Piedad Córdoba, la adhesión de Partido Justos y Libres a Viviane Morales, la división del Polo en torno a las candidaturas de Gustavo Petro y Sergio Fajardo.

Cuando lo presentó por vez primera el pasado 4 de abril, Caballero mencionó que lo había utilizado en las pasadas elecciones legislativas del 11 de marzo y las del 2014, con un elevado nivel de acierto. Pero omitió, como dijo el periodista Luis Carlos Vélez, mencionar que había fracasado haciendo un trabajo similar para la cadena Univisión en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en el Estado de la Florida, donde puso a Hillary Clinton como ganadora allí y de la presidencia. Pero   Trump ganó no solo el estado sino la presidencia.

Vélez fue más lejos y sugirió manipulación al decir que ese pronóstico había sido una pipeta de oxígeno para la candidatura de Vargas Lleras, que ha marcado muy bajo en todas las encuestas.

A la crítica se sumó el exministro Rudolf Hommes.

Luego, Caballero le respondió a Vélez que sí había acertado en 14 de 15 supuestos. Pero lo cierto es que por alguna razón no lo mencionó en Caracol y Red + Noticias, lo que habría sido una muestra de transparencia con los medios contratantes y los oyentes, que son potenciales electores.

El trabajo de Cifras & Conceptos vuelve a poner sobre el tapete la discusión de estas investigaciones como forma de reflejar opinión o como forma de modelarla o manipularla.

Esta es la metodología realizada para este pronóstico y su actualización respecto al publicado el 4 de abril:

Twitter @cifrasyconcepto