Uno de los propósitos de capturar a Merlano, según Blu Radio, es que la Corte Suprema de Justicia busca asegurar la protección de la comunidad, “que se evidencia en el presente caso pues el país se encuentra en un período preelectoral, propio de los estados democráticos, en los cuales los ciudadanos hacen uso de su derecho a elegir y ser elegidos”.

La Corte estima que la senadora electa “incurrió en la práctica de comportamientos que atentan contra la libre participación de los colombianos en las justas electorales, elemento fundamental de la organización política nacional”.

“Esta posible afectación a la libertad de elegir, obligan a la Sala a tomar medidas para evitar el riesgo que esas conductas se repitan y afecten el sistema democrático, la libre facultad de elegir y ser elegido, protegiendo los fundamentos del Estado Social de Derecho, forma de organización política de la sociedad colombiana”, dice la Corte, citada por la emisora.

El artículo continúa abajo

Los delitos que se le imputarán a Meralno son concierto para delinquir; fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego accesorios, partes o municiones, y ocultamiento, retención y posesión ilícita de cédulas, agrega El Espectador.

El caso quedo en manos de la Sala de Instrucción No. 3 de la Sala de Casación Penal, agrega el diario, y precisa que esa sala tomó la decisión de ordenar la captura “por considerar que hay suficientes pruebas que indican que [Merlano] incurrió en la práctica de comportamientos que atentan contra la libre participación de los colombianos en las elecciones del pasado 11 de marzo, por lo que existiría un riesgo de que la representante pueda repetir dichos actos ilegales en un futuro”.