Kate y Helen Richardson-Walsh juegan juntas en la selección de Gran Bretaña desde hace 17 años, desde el 2008 son pareja, se casaron en el 2013, hoy ganaron su primer oro con su equipo y  pasaron a la historia como el primer matrimonio homosexual en ganar en los juegos.

Kate es la capitana del equipo y Helen consiguió anotar el lanzamiento decisivo en el partido, según registra la página del Huffington Post en español.

La pareja se mostró muy feliz luego de ganar la presea y le dijo a la BBC que el triunfo es doble por ganarlo juntas:

“Es especial. Ganar una de estas siempre lo es, pero compartirlo con alguien como Kate es absolutamente increíble”.