Otro anuncio sobre el metro de Bogotá: fases 1 y 2 se adjudicarán en 2017

El presidente Juan Manuel Santos y el alcalde Enrique Peñalosa anunciaron que las obras también empezarán el año entrante.

 
El metro tendrta 233 Kms de rutas troncales
Alcaldía de Bogotá

Las dos etapas del metro tendrán un extensión de 25,1 kilómetros e irán desde los límites de Bosa y Kennedy hasta la Avenida Caracas con calle 72.

Los contratos serán firmados el año entrante con financiación del 70 %  proveniente de los recursos de la Nación y 30 % del Distrito, aclaró el mandatario de los colombianos.

Más noticias

Se ratificó que el metro será elevado  no subterráneo por su eficiencia en materia de número de pasajeros, integración y los tiempos de recorrido de un punto a otro, afirmó Santos.

“El metro es un compromiso y los ratificaremos a través de un documento Conpes en menos de un mes”, sostuvo el Presidente.

Por su parte, Enrique Peñalosa agregó que la construcción del metro incluirá 233 kilómetros de trocales alimentadoras para integrar a los habitantes de Soacha y de otros sectores aledaños a la ciudad.

Las fases de construcción del metro elevado para Bogotá:

  1. Parte de los límites entre Bosa y Kennedy, bordea el rio Bogotá, toma la Avenida Primero de mayo hasta la Avenida Caracas.  Longitud 16,2 kilómetros.
  2. Empieza en la Avenida Caracas con calle primera, hasta la Caracas con calle 72. Longitud de 8,9 kilómetros.
  3. Inicia en la Avenida Caracas con calle 72 y termina en la Autopista Norte con calle 127. Longitud de 5,3 kilómetros.

Finalmente, y después de varios estudios de factibilidad en los que se invirtieron cerca de 130.000 millones de pesos, y bajo el argumento de que el metro elevado supone un ahorro de 4 billones de pesos, según cifras que maneja el Gobierno Nacional,  las obras empezarán en el sur de la capital.

Sin embargo, la opción del metro elevado supone una serie de dificultades que Jairo Mojica Corzo, geólogo de la Universidad Nacional, analizó para Pulzo y que en resumen son las siguientes:

  1. Una estructura de esas dimensiones resulta ofensiva a la vista de muchas personas.
  2. Si entra a la parte central de la ciudad el metro elevado, rompe la armonía arquitectónica, y puede causar daños importantes a los monumentos históricos.
  3. El metro elevado puede convertirse en una fuente de ruido, muy molesta para los vecinos a la línea; y más si trabaja hasta altas horas de la noche.
  4. Es indudable que el metro elevado genera pérdida de valor comercial de los inmuebles colindantes, los cuales dejarían de ser habitados, para dar paso a inmuebles con usos por ahora inciertos.
  5. Al igual que los metros subterráneos, pero con peores consecuencias, los metros elevados -y en general todos los viaductos- son sensibles a los terremotos generados por fuentes cercanas, es decir con epicentro a menos de unos 70 km, e hipocentros poco profundos, vale decir a menos de 30 km de la superficie.
  6. Los espacios bajo los viaductos tienden a ser colonizados (invadidos) negocios callejeros y corren el riesgo de convertirse en albergues temporales o permanentes de los habitantes de la calle.

Ventajas del metro elevado: 

1. Se aseguraría una construcción relativamente rápida, dado que el proyecto puede tener simultáneamente varios frentes de trabajo.

2. La construcción a cielo abierto elimina los problemas del transporte de materiales y el retiro de desechos inherentes a un metro subterráneo.

3. Al ser a cielo abierto, la ciudadanía se convierte en veedora del avance de las obras, estableciendo una especie de control sobre los constructores y la administración misma.

 

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Fuentes

  • - Pulzo

Comenta con Facebook: