Esta es la grabación, cuya conversación puede leer a continuación:

Sospechosa: Me comunico de la compañía Market (…), en este momento me comunico con usted, señora Claudia, para verificar si le entregaron la información referente a la ampliación de servicios y coberturas que le entregan por manejar tarjeta crédito. Doña Claudia, ¿recibió alguna información?

Víctima: No, no la he recibido.

El artículo continúa abajo

Sospechosa: Para validar la información, al ser entrega de su portafolio preferencial, vamos a tomar la tarjeta crédito Visa o MasterCard y vamos a verificar para qué mes y año le entregaron el vencimiento del plástico. ¿Recuerda usted para qué mes y año caduca su tarjeta de crédito?

Víctima: ¿Pero de qué banco? Porque tengo varias tarjetas.

Sospechosa: ¿Qué entidad financiera le está respaldando su tarjeta crédito?

Víctima: ¿Usted cree que yo soy tonta y me voy a dejar tumbar, entregando esa información?

Sospechosa: ¿Qué le estoy robando? Yo no le estoy robando nada.

Víctima: ¿Sabe dónde trabajo yo? Soy gerente de banco…

Sospechosa: La felicito, la felicito, que sea gerente de por allá, vieja… tan boba.

Detrás de ese engaño y cientos más está una banda delincuencial de mujeres, que contacta a personas para obtener los datos de sus tarjetas de crédito y, finalmente, vaciarlas, informó Noticias Caracol. La organización está siendo investigada por la Policía.

Hasta el momento, las autoridades han recibido más de 200 denuncias sobre esa modalidad de estafa en la capital del país, señaló el noticiero:

“Por lo menos 200 personas, en tan solo 8 días, han denunciado a través del Centro Cibernético de la Policía en Bogotá la estafa de las que han sido víctimas por parte de una banda de mujeres”.

Las delincuentes hacen las llamadas desde centrales telefónicas clandestinas ubicadas en viviendas de la ciudad, detalló el informativo.

Vea también: Cae gerente de banco que accedía a cuentas de clientes y las vaciaba, en Bogotá

Además, infortunadamente, la banda ha conseguido información de sus víctimas a través de ‘call centers’, indicó al medio el director de la Dijín, general Jorge Vargas:

“Nos hemos encontrado que en algunos ‘call center’ donde reciben datos, estas organizaciones delincuenciales se nutren de la información”.

Para prevenir incidentes similares, Vargas recomendó a la ciudadanía abstenerse de entregar datos personales, o de las tarjetas de crédito:

“El número de la tarjeta, los códigos, las direcciones no se deben dar. Ningún banco hace este tipo de llamadas a las personas”.