Error tras error; ahora Trump va contra la libertad de expresión

El virtual candidato republicano está borrando con el codo lo que hizo con la mano, en especial si se echa a los medios de enemigos.

 
Trump
Getty

Desde el comienzo de su campaña, hace un año, las relaciones de Donald Trump con la prensa fueron difíciles, pero la tensión aumentó esta semana tras la decisión del virtual candidato republicano de excluir al diario The Washington Post de sus mitines.

Trump separó de su campaña a una decena de medios, una tendencia inquietante que, según los grupos de prensa, revela su desprecio por la libertad de expresión protegida por la primera enmienda de la Constitución.

También le puede interesar:

El virtual candidato calificó a los medios que le disgustan de empresas “deficientes” y “podridas”.

Durante sus mitines en las elecciones primarias, atacó a periodistas acusándolos de “deshonestos” y de “basura”. Algunos fueron amenazados por los partidarios de Trump y otros maltratados por sus servicios de seguridad o sus equipos.

El multimillonario no dudó en cancelar las acreditaciones de prensa a los que, según él, se pasaron de la raya.

“Si las personas no cubren mi campaña de forma aceptable, o si inventan cosas, no veo por qué deben ser admitidos en los actos”, declaró Trump al diario The New York Times.

Pero a la inversa, los medios y en particular las cadenas de noticias fueron acusados de haber contribuido al ascenso del candidato dedicándole un tiempo desmedido.

Según un análisis de Mediaquant en The New York Times, a fines de febrero, la cobertura gratuita de toda la prensa sobre la campaña de Trump representa el equivalente a 1.900 millones de dólares, más del doble de la de Hillary Clinton, que tiene el segundo lugar.

El disgusto de Trump con The Washington Post fue provocado al parecer por un artículo del diario capitalino que reportaba las acusaciones de Trump a Obama por su ‘pobre’ liderazgo a la hora de combatir el extremismo islamista, tras la masacre de Orlando, Florida, perpetrada por un atacante radicalizado.

Pero la represalia de que fue objeto ese diario es la última de una larga serie de medidas vengativas del candidato a la Casa Blanca, que provocan incredulidad e inquietud.

“Ni Saddam Hussein privó al @washingtonpost de acreditaciones de prensa”, tuiteó un jerarca de ese medio, Rajiv Chandrasekaran, que cubrió la guerra de Irak.

Otros evocaron al expresidente Richard Nixon, que jamás prohibió el acceso al Washington Post a la Casa Blanca, incluso tras la revelación del escándalo de Watergate en los años 1970.

Por el contrario, Trump aplaudió su propia decisión en un mitín el martes en Greensboro, en Carolina del Norte:

¡Me encanta! Retiramos las acreditaciones de prensa del deshonesto Washington Post”,

dijo, provocando aplausos y risas.

Trump atacó a los medios con regularidad, acusándolos de tendencias izquierdistas y criticando sus líneas editoriales.

“Preveo que el moribundo diario @UnionLeader, que fue anunciado por su propietario Joe McQuaid, dejará de existir dentro de dos años”, escribió en diciembre evocando al diario de New Hampshire (noreste).

En uno de sus enfrentamientos más conocidos, el periodista Jorge Ramos, de Univisión, la cadena en español más grande del país, fue expulsado de una conferencia de prensa por realizar varias preguntas al candidato sobre sus propuestas en materia de inmigración.

Vuelve a Univisión”,

le gritó Trump, enfadado.

Ramos, que entrevistó a varios presidentes estadounidenses, finalmente fue autorizado a volver. Pero ese incidente mostró la tendencia de Trump a enfrentarse con periodistas que no le agradan.

Un reportero de Politico también tuvo restringido el acceso a una conferencia de prensa en marzo, pese a estar acreditado.

Prohibiciones similares afectaron a periodistas de Buzzfeed, Daily Beast, Foreign Policy, Huffington Post y otros medios.

El comité de periodistas acreditados en el Congreso estimó que Trump estaba tomando una “vía inquietante” castigando a los periodistas que tratan de hacer rendir cuentas a candidatos y a responsables públicos.

“Los candidatos deberían responder con hechos y argumentos, no impidiendo el ingreso de periodistas”, declaró el Comité.

AFP

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Fuentes

  • - AFP

Comenta con Facebook: