A los 4 años, imitando al fallecido cantante, descubrió que quería ser un artista, como lo confesó en el famoso segmento del presentador británico, en donde recientemente estuvieron Lady Gaga y Madonna.

En medio del paseo en carro, los dos cantaron éxitos de la carrera de Bruno Mars con ‘Uptown Funk’ y bromearon con diferentes sombreros para probar que el intérprete de ‘24K Magic’ puede llevar bien casi cualquier accesorio.

Otra de las curiosas revelaciones del cantante fue que el vino y las toallas húmedas son las exigencias más importantes para él en su camerino.