Piedad Córdoba estuvo acompañada por su fórmula vicepresidencial, Jaime Araújo, y dijo, con voz entrecortada, que se retira de la contienda electoral a la presidencia, pero que seguirá de lleno en la política.

“Me retiro de la contienda, pero no de la política”, anunció Córdoba, que a la vez se mostró satisfecha con los resultados que obtuvo durante su correría de campaña.

“Todos estos meses de arduo trabajo no hubieran sido posibles sin mi equipo de trabajo… a ustedes les debo todo”, agregó.

Córdoba habló de que tiene “problemas de salud”, aunque no especificó exactamente cuál es la situación que la obliga a renunciar a su candidatura. También dijo que por ahora se dedicará a su familia, ya que su madre se encuentra hospitalizada.

En su discurso, Córdoba no confirmó si hará alianza con algún otro candidato, pero denunció que se siente discriminada ya que no fue invitada a los debates presidenciales en medios de comunicación.

“Mi única alianza es con la gente, con el pueblo, con usted […] reniego de las alianzas, que no son más que un reparto de cargos y de poder”.

El artículo continúa abajo

Con la renuncia de Córdoba son ya dos candidatos los que se retiran de la contienda electoral aduciendo problemas de salud. El primero fue Rodrigo Londoño ‘Timochenko’, que sufrió una dolencia cardíaca y tuvo que ser operado del corazón.

Cabe recordar que en la encuesta de Datexco para la W Radio, Piedad Córdoba marca 0,0% en la intención de voto.