¿Los estrategas de campaña quisieron hacerlo parecer más joven eliminando las canas para conectar con el discurso de que es el candidato de la nueva generación? ¿Le reforzaron las canas para hacerlo parecer mayor, lo que el común de la gente, o a nivel subconsciente se asocia con experiencia?

Iván Duque tiene solo 41 años y entre los aspirantes a la presidencia es el más joven. De ganar, sería uno de los presidentes más jóvenes en la historia de Colombia, y se posesionaría con 42 años. Eso ha sido capitalizado por la campaña y notado por los líderes de opinión y parte de electorado.

“Por pilo, por joven, por nuevo, por estudioso y por buen senador”, Duque se ha convertido en el político de moda, decía Alberto Casas Santamaría en la revista Bocas (de El Tiempo) de noviembre.

El artículo continúa abajo

Pero esa misma juventud también se ha visto como una de sus debilidades, al menos por los otros candidatos, que la usan para atacarlo. Germán Vargas Lleras, por ejemplo, atribuyó a su inexperiencia la propuesta de reforma de la justicia que hizo en marzo y que contempla acabar con tanta corte y crear una ‘supercorte’ con salas especializadas.

Incluso dentro de las toldas uribistas su juventud fue usada como “fuego amigo” por Fernando Londoño, quien lo calificó de “mozalbete inteligentón”, antes de que terminara elegido como “el que dijo Uribe”.

Como seguramente los estrategas de campaña no van a responder qué quieren proyectar, mire las diferencias en las fotos a ver si hay margen para las dudas.

Iván Duque
Foro de perfil del candidato en Facebook. / Facebook Iván Duque
Facebook

Retrato de 2017.

20 de marzo de 2018: Iván Duque renuncia al Senado para dedicarse a su candidatura presidencial.

Twitter @IvanDuque
Twitter @IvanDuque