¿Qué dicen de nosotros los colombianos las críticas a Nairo por no atacar?

Hablan de un país inmaduro, facilista, enamorado de las glorias inmediatas, inconsciente del trabajo que requiere llegar a la cima.

 
AFP

También de un país incapaz de valorar lo que sí se consigue.

Así lo plantea el editorial de El Espectador, en un editorial en el que expone la destacada trayectoria del joven ciclista boyacense.

Luego de que no se produjera el esperado ataque a Froome, campeón del Tour, “aquí se llegó a hablar de fracaso y hubo una sensación generalizada de decepción”.

¿Qué significaría madurar? Para el Espectador significa “una Colombia que glorifica la disciplina diaria, el aprendizaje, la construcción a partir de los errores, el goce de los triunfos progresivos, el profesionalismo como potenciador del talento, no como su enemigo. Un país que les dice a sus jóvenes que vale la pena iniciar procesos de décadas, invisibles, pero que eventualmente rinden frutos. Que porque algo sea difícil y no se obtenga con facilidad, no somos un fracaso. Aplica en el deporte, pero también en el desarrollo de todas las personas. Demasiado daño le ha hecho al país la otra lógica, la del éxito y el dinero fáciles, la de los atajos”.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: