Opinión

Édison Monroy Polanía

Periodista bogotano, apasionado por los deportes, el cine, la literatura, la televisión y el teatro.

En el Real Madrid de Zidane no jugaría él mismo

Que no se sienta mal James. Parece que al francés no le gustan los jugadores de su estilo y prefiere en su esquema anteponer lo físico.

A los futbolistas de buen pie, calidad y de cualidades para crear juego, como lo son James o Isco y como lo fue el mismo Zidane en su época de futbolista activo, el DT casi no los utiliza.

Zidane era un artista con el balón. Además de sus asistencias de lujo y goles definitivos (anotó en la final de dos mundiales y de una Champions League), tenía una elegancia con el balón única. No por menos es considerado como uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol.

Era un astro, de esos que nacen si acaso de a uno por generación, pero el volante galo nunca se destacó por su despliegue físico, ni por su apoyo en defensa, ni por sus quites de balón, incluso era torpe a la hora de ir en procura de arrebatar la pelota. No por eso, los demás técnicos lo dejaban sentado en el banco o era la primera opción de cambio, como le sucede a James.

El artículo continúa abajo

Tras del hecho, el técnico es hipócrita. Dice que tiene en gran estima al colombiano, que lo quiere y lo respeta, pero casi nunca lo pone de titular y si lo hace es en partidos de menor importancia, pero no así en un clásico o un duelo relevante.

Por eso, apenas llegue el mercado de pases en el verano europeo, lo mejor que puede hacer el colombiano es emigrar e ir a un equipo donde realmente le den el lugar que merece. Claro, James también debe hacer su acto de contrición y buscar mejorar, especialmente su forma física.

Más allá de esto, en su etapa como entrenador, el francés me ha decepcionado totalmente por la forma como juega el Real Madrid. Es cierto que ha ganado cosas importantes por las que puede sacar pecho como la Champions League o el Mundial de Clubes, pero de ese fútbol de ensueño que pregonaba y practicaba como jugador no hay nada.

Esperaba un equipo de pelota al piso, toque, filigranas, jugadas de lujo, en suma, de espectáculo, uno de esos al que siempre se quiera ver. En cambio con lo que uno se encuentra es un equipo tacaño en ideas y creatividad, de escaso juego en conjunto y dependiente en exceso de las individualidades de Cristiano Ronaldo, Benzemá y Bale.

Probablemente sea la forma de ‘Zizou’ de adaptarse al fútbol moderno que es mucho más veloz que el de tiempo atrás, algo totalmente válido y respetable. Pero es claro que él no haría parte de su propia titular en el Real Madrid.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ ctrl.articles[index].author.owner.short_text }]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error