Nobel de paz: más que un premio, un compromiso para Juan Manuel Santos

El premio será entregado al presidente colombiano por sus esfuerzos por acabar con 52 años de un sangriento conflicto armado con las Farc.

El premio, acogido por Santos “como un regalo del cielo y un enorme impulso” para lograr un acuerdo con la guerrilla de las Farc, le será entregado en solemne ceremonia este sábado al mediodía en el ayuntamiento de Oslo (7 de la mañana en Bogotá), en presencia del rey Harald y la reina Sonia de Noruega, que será transmitida en vivo por el canal de Youtube del Nobel.

El mandatario colombiano, de 65 años, acude a la ceremonia del Nobel junto a una delegación de 30 personas entre familiares, funcionarios de gobierno y representantes de las víctimas del conflicto, que durante más de 50 años enfrentó a guerrillas, paramilitares y ejército, dejando 260.000 muertos, decenas de miles de desaparecidos y más de seis millones de desplazados.

Entre los invitados no hay ningún representante de las Farc, no incluidas en el premio. Tampoco estarán miembros del gobierno del expresidente Álvaro Uribe, opuesto al acuerdo con la guerrilla.

El segundo colombiano en ganar el Nobel -Gabriel García Márquez logró el de Literatura en 1982- recibirá un diploma, una medalla y 8 millones de coronas suecas (881.000 dólares), que donará a las víctimas del conflicto.

La medalla ha sido elaborada con oro cien por cien de Colombia, extraído por dos cooperativas mineras de este país siguiendo procesos respetuosos con el medio ambiente.

También colombianas serán todas las rosas y los claveles que decorarán el ayuntamiento, donde el año pasado fue galardonado el Cuarteto para el Diálogo Nacional en Túnez.

El anuncio del Nobel de la paz 2016 a Santos se produjo cinco días después de un inesperado rechazo en un plebiscito popular al primer acuerdo suscrito el 26 de septiembre en Cartagena entre el gobierno y las Farc.

No obstante, dentro y fuera de Colombia, el premio fue visto como un espaldarazo al proceso de paz, pese al revés electoral.

A partir de entonces, la guerrilla y el gobierno decidieron mantener un alto al fuego bilateral y hacer ajustes y cambios al rechazado acuerdo, según cientos de propuestas de los sectores que votaron en contra.

Así, a finales de noviembre, las Farc y el gobierno colombiano sellaron un nuevo y “mejor acuerdo” que el anterior, según expresión del propio Santos.

La paz con las Farc “era un sueño imposible y hoy lo tenemos”, recordó Santos el viernes en una rueda de prensa celebrada en el Instituto Nobel de Oslo.

“Nada es imposible si uno persevera, si existe la voluntad de llegar a un acuerdo”, añadió, en un mensaje a las naciones que tienen conflictos, según la presidencia colombiana.

Con información de: AFP/EFE

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error